Godoy Cruz-Universidad de Concepción, Copa Libertadores: el Tomba ganó y está en octavosDeportes 

Godoy Cruz-Universidad de Concepción, Copa Libertadores: el Tomba ganó y está en octavos

  • 1

Godoy Cruz

  • Ángel González
  • 0

Universidad de Concepción

    La salida de Diego Dabove, en diciembre pasado, provocó un pequeño gran sismo en la sólida y desarrollada estructura de Godoy Cruz. A tono con el crecimiento institucional -sostenido, como ningún otro exponente futbolero en el interior-, el equipo era un gusto. Subcampeón en la anterior temporada, debajo de Boca y clasificado a esta Copa Libertadores, el Tomba era la imagen del futuro. Pero el DT -y otras figuras de peso-, prefirieron correrse de la escena, detrás de nuevos sueños. El Negro Gómez, su reemplazante, nunca entró en la tónica de un club matizado de inferiores y bajo presupuesto. Godoy Cruz, de pronto, se encontró en el medio del océano: no había garantías de otros nombres desconocidos para el gran público, que tuvieron su prólogo en Mendoza, como Almirón, Cocca y Palermo, entre tantos otros. Los dirigentes entendieron que había que volver a las fuentes. Dejar atrás viejas rencillas y reencontrarse con un viejo conocido.

    El 1-0 para el Tomba

    Lucas Bernardi también entendió el concepto: después de fallidas aventuras en Estudiantes y Belgrano, debía recuperar su esencia. Proyecto global de inferiores, presupuesto a tono con la realidad, juego ofensivo sin excesos y, sobre todo, conocimiento mutuo. Bernardi sabe de qué se trata Godoy Cruz y el Tomba conoce los secretos del joven entrenador, de 41 años, surgido en Newell’s, uno de los tantos que andan por el mundo. El suceso de hoy es Mauricio Pochettino, de Tottenham.

    Con el antiguo volante central, el equipo mendocino logró hacer historia, un par de temporadas atrás. El 4 de mayo de 2015, obtuvo por primera vez en su historia la clasificación para los octavos de final de la Libertadores, luego de empatar 1-1 con Libertad, por la penúltima fecha de la primera rueda. El Tomba había sido una declaración: era el primer clasificado de los conjuntos argentinos, en su tercera participación, luego de las temporadas 2011 y 2012. La sociedad Bernardi-Godoy Cruz funcionaba con lucidez, más allá de que el torneo local había quedado a un costado, con bolsillos flacos en números y rendimientos.

    El siguiente adversario fue Gremio… el campeón de ese certamen, al ganarle a Lanús en la definición. Mucho tiempo antes, en Mendoza, el conjunto brasileño se impuso por 1 a 0, en el primer encuentro de octavos. Inmediatamente, el entrenador fue despedido, a pesar de que tenía contrato hasta junio de 2018. El vínculo se interrumpió por determinación del presidente José Mansur, que le comunicó al DT rosarino su salida. Supuestas rencillas con el dirigente y desencuentros con el Morro García acabaron con la aventura exitosa.

    Se reencontraron por necesidad y urgencia. Godoy Cruz no tenía DT y Bernardi había hipotecado su presente. El desafío era mayúsculo: volver a ser parte de los octavos de final de la Libertadores y afinar el lápiz en la Superliga. Con esfuerzo, sin sobrarle nada, con nuevas jóvenes promesas, Godoy Cruz está de vuelta. La victoria por 1 a 0 sobre Universidad Concepción, de Chile -hubo una gresca en el final, que terminó con dos tarjetas rojas-, lo mantiene en vigencia en el torneo más importante del continente, en el segundo puesto del Grupo C, detrás de Olimpia, con 9 puntos, aunque con menor diferencia de gol.

    Liderado por Angel González, el autor del gol y pibes de pura sangre casera.

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Articulos relacionados

    Leave a Comment