Fórmula 1: Silverstone, un viaje entre el sello de Froilán González y las marcas de Lewis HamiltonDeportes 

Fórmula 1: Silverstone, un viaje entre el sello de Froilán González y las marcas de Lewis Hamilton


Brazo en alto, Froilán González recibe la bandera a cuadros y firma la primera victoria de Ferrari en la F.1

El circuito tiene un magnetismo particular, como ningún otro de los tres que utilizó la Fórmula 1 en Gran Bretaña. En Silverstone, el 13 de mayo de 1950, empezó a escribirse la historia del Gran Circo. Los italianos, con Giuseppe Farina y Alfa Romeo, quedarán inmortalizados por aquel primer triunfo en el Gran Premio de Europa al que asistió 120 mil espectadores, entre ellos el rey George VI de Inglaterra, que entregó el premio acompañado por la reina Isabel. También para los argentinos: de ese capítulo fundacional participó Juan Manuel Fangio, uno de los 21 competidores, de nueve nacionalidades diferentes, tomó parte de la largada; el balcarceño estuvo al volante de un auto de la marca vencedora, pero abandonó a falta de ocho vueltas por problemas en el motor, en épocas en que los impulsores estaban ubicados en la parte delantera.

Pero fue José Froilán González el piloto criollo que con sus dos victorias dejó un sello indeleble en Silverstone: en 1951 firmó la primera victoria de Ferrari; tres años después, también con un auto de la factoría de Maranello, repitió en un Gran Premio que tuvo a cuatro argentinos en los seis primeros puestos. El 17 de julio se cumplirán 65 años de la última epopeya, aunque el presente se focaliza en la marca que puede imponer Lewis Hamilton, que de ganar el domingo se convertirá en el piloto con más victorias en el GP británico.

Dieciséis veces campeón de Constructores, 15 veces un piloto logró el título con la marca, 235 éxitos en 979 Grandes Premios. La leyenda Ferrari empezó en Silverstone con Froilán. El arrecifeño, sin dudas, fue un elegido del destino, porque en aquella temporada de 1951 el equipo estaba completo, con Alberto Ascari y Luigi Villoresi como espadas doradas. La tercera butaca era para Dorino Serafini, que se accidentó y fue reemplazado por Piero Taruffi, un motociclista que tenía contrato con Gilera y no estaría disponible para la carrera en Inglaterra. Don Enzo Ferrari le envió un telegrama a Nello Ugolini -el director deportivo- para que le diera una oportunidad en Reims, en el GP de Francia, a Froilán; la rotura de la caja de velocidades de Ascari determinó que el argentino le cediera el auto y el italiano finalizara segundo de Fangio. Sin embargo, esa actuación le sirvió para ser acreedor del asiento vacante en Gran Bretaña y de un contrato mensual de 150 mil liras.

#TBT Argentina’s Jose Froilan Gonzalez took Ferrari to their very first win in a Championship Grand Prix at Silverstone. Gonzalez beat Alfa Romeos of Juan Manuel Fangio & world champion Guiseppe Farina by 1.5 seconds in July 1951.
pic.twitter.com/N5z9ckpYux&- OLOI inc (@OLOIinc)
July 12, 2019

El ojo clínico del Commendatore y el arrojo de Froilán fue una combinación demoledora en Silverstone: el arrecifeño lideró los entrenamientos, marcó la pole con una diferencia de más de dos segundos sobre sus compañeros de escuadra y triunfó después de 2 horas y 42 minutos de manejo. “Fangio fue el que me entusiasmó, porque me llevó a recorrer el circuito en su Alfa Romeo particular y me dijo que las características del trazado no se adaptaban a las Alfetta. ‘Creo que esta vez cobramos y ganás vos'”, relataba el Cabezón, cuando se cumplió medio siglo de la hazaña.

Froilán obtuvo el primer triunfo con la Ferrari 375 -cuando el español Fernando Alonso se impuso con la marca italiana en Silverstone, en 2011, al otro día giró con ese auto-; con el modelo 625 logró el segundo y último éxito personal y el 18vo de la Scuderia. Fue en 1954, temporada en la que finalizó segundo en el campeonato, por detrás de Fangio. Ese Gran Premio, el 17 de julio se cumplirán 65 años, tuvo ciertas particularidades: cuatro argentinos terminaron entre los seis mejores clasificados y siete pilotos marcaron el récord de vuelta. Entre los criollos, detrás de Froilán -necesitó casi tres horas para desandar las 90 vueltas- terminaron Onofre Marimón -3ero, lograba su segundo podio con Maserati 250F; en los entrenamientos del 31 de julio de ese año, en Nürburgring, se accidentó y murió-; Fangio, en el 4to puesto, con Mercedes, y el marplatense Roberto Mieres, que arribó sexto e igualó la que fue su mejor participación en la F.1, al mando de una Maserati.


Hamilton: el quíntuple campeón intentará el récord de seis victorias en su país Fuente: Reuters

De los 69 Grandes Premios que se corrieron en Gran Bretaña, Silverstone fue el escenario elegido en 52 oportunidades. Las versiones sobre una posible salida del calendario en 2020 fue dinamitada con el anuncio de la extensión del vínculo hasta 2024, inclusive, acuerdo que se firmó anteayer entre los dirigentes de Liberty Media F1 y el presidente del British Racing Drivers Club, propietario del circuito. La continuidad animará a Lewis Hamilton a romper la marca de máximo ganador, registro que comparte con Alain Prost.

El británico firmó cinco éxitos: a la primera victoria, en 2008, con McLaren-Mercedes, le siguió el abrumador dominio entre 2014 y 2017, con Mercedes. El año pasado, el intento de quebrar la paridad se derrumbó con el despiste a causa de un toque con Kimi Räikkönen (Ferrari); la remontada, después de quedar al fondo de la grilla, le posibilitó escalar hasta el segundo puesto y enseñar que es uno de los dibujos que mejor le sienta. “Este es un Gran Premio que nunca debemos perder, porque si se pierde la F.1 perderá buena parte de su esencia. Siempre lo voy a defender”, resaltó el cinco veces campeón del mundo y que está perfilado como principal candidato a un nuevo título en 2019.

Después de la polémica decisión de los comisarios deportivos en Canadá, la paliza de Mercedes en Francia y del espectáculo de Versttapen y Red Bull Racing en Austria, nada mejor que el GP de Gran Bretaña. Silverstone y su historia: la de pasado de gloria, presente de ilusión y un futuro que se aseguró varias páginas.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment