Los 7 hábitos saludables para tu corazón y tu cerebroEspectáculos 

Los 7 hábitos saludables para tu corazón y tu cerebro

Recientemente se publicó una investigación que mostró que seguir las recomendaciones de salud cardiovascular de la Asociación Estadounidense del Corazón —máximo referente científico en los Estados Unidos y el resto del mundo— en la mediana edad se asoció con un menor riesgo de demencia más adelante en la vida

Esta investigación liderada por Séverine Sabia, epidemióloga del Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica (Inserm) en Francia e investigadora asociada en el University College de Londres, incluyó información de salud cardiovascular a los 50 años de casi 8.000 personas. Se calculó una puntuación en base a varios factores relacionados con el comportamiento (tabaquismo, actividad física, dieta, índice de masa corporal) y con medidas biológicas (glucosa, colesterol , presión arterial) y se realizó un seguimiento a lo largo de 25 años contabilizando los casos de demencia. Concluyeron que los factores de riesgo cardiovascular son modificables y por lo tanto objetos de prevención importantes, y apoyan las políticas de salud pública para mejorar la salud cardiovascular a partir de los 50 años como una manera de promover la salud cognitiva. A continuación los 7 hábitos a modificar: 

Dejar de fumar

Informate

El primer paso para dejar de fumar es conocer los riesgos asociados con el tabaco, pero sabemos que eso no es suficiente. Dejar de fumar tiene muchos beneficios

Armate un plan para dejarlo

Es más probable que dejes de fumar si te preparás creando un plan que se adapte a tu estilo de vida:

  • Establezca una fecha para dejar de fumar dentro de los próximos 7 días.
  • Elegí de qué manera, ya sea de forma abrupta o gradualmente. Algunos estudios sugieren que hacerlo abruptamente  aumenta las chances de dejarlo para siempre.
  • Si es necesario, consultá con un profesional de la salud y/o usá un reemplazo de la nicotina: como chicles de nicotina, parches, pastillas o inhaladores.
  • Preparate para ese día y pensá cómo podrías lidiar con el deseo o la urgencia de fumar.
  • Dejá el cigarrillo el día que estableciste para eso.

Comer mejor

Para una dieta saludable es necesario tener en cuenta que hay una cantidad adecuada de calorías para cada uno según la edad, el nivel de actividad y si se está tratando de perder, aumentar o mantener el peso. Aprender a leer y comprender las etiquetas de los alimentos puede ayudar a tomar decisiones más saludables. Por otro lado, cocinar en casa y limitar el uso de la sal también son importantes.

Ser más activo

Actividades aeróbicas (como caminar, bailar o andar en bici) y para fortalecer los músculos son fundamentales. Las personas activas tienen menor riesgo de sufrir depresión y descenso de las funciones cognitivas propias del envejecimiento. A la vez, el ejercicio físico fortalece el corazón y mejora el funcionamiento de los pulmones.

Controlar el peso

Conocer nuestro consumo de calorías y nivel de actividad puede ayudarnos a identificar qué cambios debemos hacer. Además, el índice de masa corporal (un valor numérico del peso en relación a la altura) ayuda a saber si tenemos un peso saludable o si se necesita ganar o perder peso.

Controlar la presión arterial

Para esto es importante conocer los niveles normales de presión sanguínea, la cual se mide respecto a dos valores: la presión diastólica (el número inferior, que mide la presión en las arterias cuando el corazón descansa entre latidos) y la presión sistólica (el número superior, que mide la presión en las arterias cuando el corazón late). En la siguiente tabla mostramos los grados de presión arterial: 

Controlar el colesterol 

El colesterol puede provenir del cuerpo o de los alimentos. En alimentos solo se encuentra en los derivados de animales y en el cuerpo en las lipoproteínas, moléculas que transportan grasas por todo el organismo. Este se puede medir a través de exámenes de sangre.

Reducir el azúcar en sangre

La insulina es una hormona que se produce en el páncreas y que ayuda a las células del cuerpo a absorber la glucosa de la sangre y a disminuir los niveles de azúcar en sangre. Cuando el cuerpo desarrolla “resistencia” y no la puede absorber o cuando el páncreas pierde su capacidad de producirla, los niveles de azúcar en sangre pueden aumentar. Tener demasiado azúcar en la sangre durante largos periodos de tiempo puede causar problemas de salud graves si no se trata.

En esta nota:

  • Salud cardiovascular
  • Demencia

Articulos relacionados

Leave a Comment