Cómo funciona SNET, la precaria red privada de Cuba que reemplazó a InternetTecnología 

Cómo funciona SNET, la precaria red privada de Cuba que reemplazó a Internet

Sin internet en los hogares, los cubanos que quieren jugar videojuegos online deben conectarse a una gigantesca intranet informal que por más de una década unió con cables y antenas a toda La Habana. SNET, la mayor red privada de Cuba, funcionó bajo tolerancia oficial por más de una década en reemplazo de Internet en la isla. Ahora ese sistema tendrá que ser absorbido por una red estatal para sobrevivir al desarrollo y sus regulaciones.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo más leído del día | Enterate de que se habló hoy para no quedarte afuera del mundo

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El detonante fueron los recientes decretos del Ministerio de Comunicaciones (Mincom), que regulan toda la actividad del espacio radioeléctrico y la tecnología permitida a las redes privadas. Tal y como está concebida, SNET quedó fuera de la ley y enfrentó el dilema de ser absorbida o desaparecer.

La llamada “Street Network” (SNET), es una especie de intranet gigante creada en La Habana y otras ciudades de Cuba a mediados de la década que empezó con rústicos cableados de casa en casa y terminó interconectando con antenas inalámbricas a toda la capital de la isla.

Sin Internet doméstica masiva, la mayoría se conecta al wifi estatal disponible en plazas y parques, servicio que cuesta 1 dólar la hora. (Foto: AFP PHOTO / ADALBERTO ROQUE)

Esas redes se fueron conectando hasta enlazar recientemente a cerca de 40.000 personas en La Habana y estructurar una administración bajo la tolerancia oficial.

Pero esta red habanera no tenía salida al mundo ni tampoco se conectaba con otras ciudades.

Según sus miembros, su composición se “parece a Cuba”, ya que hay de todas las razas y edades. Pero debieron establcer un rígido reglamento que limitó contenidos pornografícos, política, discriminación y ofensas.

Mirá también

Sin embargo, videojuegos como Dota o Fortnite, Wikipedia, diccionarios, enciclopedias médicas, series de televisión, películas y documentales circulan de manera “informal”

En La Habana existen nueve servidores principales, ubicados en casas, patios, techos. A éstos se conectan de forma inalámbrica cientos de nodos repartidos por la ciudad que a su vez están conectados físicamente a usuarios finales. Toda la tecnología fue financiada por ellos. Cada servidor tiene un administrador. La red tiene su firewall (cortafuegos) que la protege de ataques informáticos y hasta antivirus. Los usuarios pagan 1 dólar para financiar la tecnología. Ningún administrador cobra salario, es trabajo voluntario.

Mirá también

Paralelamente reguló el cableado, el uso del espacio radioeléctrico y la potencia de los aparatos inalámbricos. La nueva legislación prohíbe la tirada de cables de una calle a otra, cosa que SNET hizo durante años. Otra cosa es que, para tener mayor alcance, los routers cuentan con una potencia que hasta triplica la que permite la ley para particulares.

Según las autoridades del Ministerio de Comunicaciones, si no se respetan las disposiciones establecidas, puede ocasionarse interferencia a los servicios estatales, a la población y a las dependencias gubernamentales.

Las autoridades designaron a una entidad estatal, Joven Club de Cuba (JCC), para que sirva de enlace entre todas las pequeñas redes privadas, respetando las regulaciones recientes. SNET terminará absorbida por el gobierno. Tras algunas reacciones de negativa y resistencia, se llegó a acuerdos y en ese proceso están actualmente.

Fuente: AFP

Articulos relacionados

Leave a Comment