Un Gónzalez en la selección: quién es el 31er debutante en el ciclo de Scaloni, que jugará contra EcuadorDeportes 

Un Gónzalez en la selección: quién es el 31er debutante en el ciclo de Scaloni, que jugará contra Ecuador


Crédito: Twitter

Hace demasiado frío el 8 de julio de 2017 en la Paternal, cuando van 42 minutos del segundo capítulo entre Argentinos y Gimnasia, de Jujuy. De pronto, el héroe que salta la barrera del anonimato baja la pelota con el pecho, por el sector izquierdo del pequeño escenario. El pibe viste una camiseta roja, con el número 16 en la espalda, levanta la cabeza y define cruzado, de zurda, imposible para el arquero. Es el gol que representa el regreso del semillero del mundo a la primera división. Se quita la camiseta, grita y es sepultado por una marea de compañeros y amigos. Cuando se incorpora, hace lo que hace cualquier joven de 19 años en esos casos: se ríe y llora a la vez.


Fuente: AFP

Nicolás González se emociona, porque en la tribuna están todos, pero sobre todo está su abuelo, futbolero de ley y admirador del nieto que mezcla habilidad con potencia. Justo en ese momento es cuando recuerda que tanto sacrificio tiene recompensa: la angustia de la desesperanza lo dejó a un paso del retiro, cuando apenas era una criatura que pateaba pelotas en la novena y en la octava división. Colectivos, trenes, combis, ida y vuelta, todos los días, desde Escobar hacia los entrenamientos, representaban un desgaste enorme para un chico que solía esperar desde el banco. “Por suerte no dejé, pero los viajes se complicaban, era colectivo, tren, combi en una época. Por eso disfruté tanto cuando me tocó debutar, supe aprovechar mucho el momento por todo lo que me había costado. Era lo que había soñado”, contó alguna vez.

Fernando Batista lo conocía de memoria, pero lo protegía de los excesos: casi no lo ponía. “Él me dijo que me estaba cuidando para que yo la rompiera después… Es que hacía un esfuerzo muy grande para ir a entrenar, me tomaba cuatro colectivos de Escobar, como tres horas de viaje. para después no jugar”, asumía. Con el tiempo, el entrenador se convirtió en un formador de selección y lo citó para el Sub 23. Antes, había sido parte de la exitosa aventura en los Juegos Panamericanos de Lima. Y ahora, a los 21 años, Lionel Scaloni lo convierte en el 31° debutante en el equipo nacional, que hoy se medirá en un amistoso con Ecuador. Es el 69° convocado del ciclo y el 36° citado por primera vez.


Crédito: @NicoGonzalez

“Tiene condiciones para hacer la banda. Tiene gol, centro… Es un jugador interesante. Puede ser una linda aparición. Esperemos que le vaya bien”, cuenta el DT, que lo corre a la derecha, para explotar la pierna izquierda, la más hábil.

El pase a Stuttgart, un grande de Alemania que juega en el ascenso, valió más que el traspaso de Diego Maradona: Argentinos se quedó en julio de 2018 con unos 8,5 millones de euros. El 10, en febrero de 1981, pasó de Argentinos a Boca a préstamo por 2,5 millones de dólares y un año después, voló a Barcelona por “solo” 8 millones.

Tiene vínculo con la entidad alemana hasta 2023. Con 20 puntos, comparte con Hamburgo la primera ubicación en el torneo. Marcó cinco goles en 38 partidos y, luego de unos días de compleja adaptación, se siente contenido por dos argentinos, el Ruso Santiago Ascacíbar y Emiliano Insúa. “Me costó venir siendo tan joven. La temporada pasada no pude disfrutar. Me cambiaban de posiciones, tuve pocos goles, fue complicado. Ahora me estoy sintiendo muy bien”, descubre. Lo cotidiano le cuesta un poco más: el idioma es una materia impenetrable (“es un quilombo, debería ir dos veces por semana con una profesora, pero.”) y se sorprende por la típica frialdad germana. “No suelen sonreír”, dice.


Fuente: AFP

El que no para de reírse es él: es un jugador de la selección. “No lo puedo creer”, asegura, mientras mira de lejos a las figuras que lo rodean. Ahora es cuando recuerda a Gabriel Heinze, en aquellos buenos tiempos del ascenso, en un equipo de galera y bastón. O cuando le convirtió un tanto al River de Gallardo en el Monumental, un 1-1 que está inmortalizado en la sonrisa de su twitter. En Núñez se probó durante una semana… y se aburrió. Hoy se divierte. Es un número 9 que se adapta a todo: goles, diagonales, marca, lo que sea. El último González de selección.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment