Pasajeros entraron al país sin hacer migraciones por un corte de luz en EzeizaSociedad 

Pasajeros entraron al país sin hacer migraciones por un corte de luz en Ezeiza

El aeropuerto internacional de Ezeiza se vio afectado este jueves por un corte parcial de energía eléctrica. El desperfecto ocasionó inconvenientes en el sector de arribos durante más de media hora, por lo que cientos de pasajeros ingresaron al país sin completar el habitual trámite para verificar su identidad.

Las autoridades de la Dirección Nacional de Migraciones (DNE) informaron que, de igual forma, la carga de datos de cada viajero que ingresó a la Argentina se completó. Según explicaron, para ello hicieron uso del sistema de Información Anticipada de Pasajeros (API); un registro de datos personales que les comparten las aerolíneas. “Eso nos permite identificar a cada uno con anticipación a la salida del vuelo en el lugar de partida”, afirmaron.

“La información del API se enlaza con el Customs and Borders Protection de Estados Unidos (la oficina de aduanas y protección fronteriza para el narcotráfico, terrorismo, tráfico ilegal de personas)”, explicaron a TN.com.ar desde Migraciones, para destacar que, por ejemplo, pudieron descartar que esté ingresando al país una persona con antecedentes penales o con pedido de captura.

El corte de luz se produjo entre las 8.20 y las 8.50 de la mañana como consecuencia de una falla en un tablero. Para colmo, tampoco funcionó la UPS, la fuente de suministro que posee una batería, con el fin de seguir dando energía al dispositivo en el caso de interrupción del servicio eléctrico.

Esa falla derivó en la imposibilidad de controlar el arribo de pasajeros con las terminales digitales que se inauguraron en abril del año pasado, provocando una congestión mayor a la habitual en esa zona. Cada día el sector de arribos del aeropuerto recibe un pico de pasajeros entre las 6 y las 10 de la mañana, debido a la cantidad de vuelos que llegan en esa franja horaria. Por eso, esa congestión este jueves se vio incrementada con la falla del sistema.

Cientos de pasajeros tuvieron que aguardar durante más de una hora su turno, en fila, hasta poder traspasar el control y retirar sus equipajes. Incluso, fue tanta la gente que se acumuló, que desde el aeropuerto le pidieron a las líneas aéreas que mantuvieran a bordo a sus pasajeros para evitar un colapso en las salas comunes.

El problema fue resuelto diez minutos antes de las 9. Para ese entonces, al notar que no se podría normalizar la situación por la cantidad de pasajeros acumulados, se permitió el ingreso al país de la mayoría sin comprobar su documentación en forma digital, pero realizando el sellado de sus pasaportes en forma manual.

Articulos relacionados

Leave a Comment