Una prueba de riesgo para Maradona: así juega el Newell’s de Kudelka, una de las revelaciones de la SuperligaDeportes 

Una prueba de riesgo para Maradona: así juega el Newell’s de Kudelka, una de las revelaciones de la Superliga


El festejo de Kudelka con los jugadores tras el gol de Insaurralde en la Bombonera; Newells empató 1-1 ante Boca Fuente: FotoBAIRES

El
Newell’s de
Frank Kudelka se anima a soñar. Tenía el desafío de pelear para salvarse del descenso, pero su buena campaña en la actual
Superliga le permite ilusionarse con ser protagonista en los primeros puestos. Este martes, desde las 19.10, recibe al
Gimnasia de
Diego Maradona en Rosario, en uno de los partidos por la 11° fecha del certamen local y que tendrá un condimento emotivo, ya que significa el regreso de Diego al Parque Independencia, donde fue jugador
leproso entre septiembre de 1993 y enero de 1994.

Habrá un gran recibimiento para Maradona, aunque el DT está preocupado porque de los cinco partidos que dirigió al Lobo en la Superliga ganó uno y perdió los otros cuatro, y el peligro del descenso acecha. Y encima se enfrentará con un Newell’s que, como local, ganó cuatro de los cinco partidos. Venció a Central Córdoba (2-0), Unión (2-0), Huracán (4-1), Aldosivi (2-0) y empató con Banfield (0-0).

Gimnasia no viene bien, pero su único triunfo con Maradona en el banco fue de visitante: 4-2 ante Godoy Cruz, en Mendoza.

Newell’s comenzó preocupado por arrancar el torneo en la zona roja, cerca del descenso, pero de la mano de Kudelka encontró un funcionamiento colectivo que le dio buenos resultados y así ganó en confianza y determinación para sentirse protagonista y mostrarse, además, como un equipo equilibrado. Jugó 9 partidos, de los cuales ganó 5, empató 3 y perdió 1.

Suele encontrar el punto de partida en sus esquemas tácticos
4-3-3 o
4-2-3-1 y se mueve con transiciones rápidas, como le gusta a Kudelka, tanto para atacar como para responder rápido ante el retroceso. Pero el DT armó el equipo de atrás para adelante. Encontró presencia con Alan Aguerre en el arco y la línea cuatro en el fondo sale de memoria:
Ángelo Gabrielli, Carlos Lema, Santiago Gentiletti y Mariano Bíttolo. Los centrales son fuertes y se imponen en el juego aéreo, los laterales se proyectan y aportan en ofensiva. Gabrielli suma dos asistencias en la Superliga. En el caso del lateral izquierdo Bíttolo, también aportó dos asistencias de pelota parada por sus buenos lanzamientos en los tiros libres.


Fuente: LA NACION – Crédito: Marcelo Manera

Julián Fernández, como volante central, forma ese triángulo firme con Lema y Gentiletti. Se lesionó una pieza clave como Cacciabué, pero encontró soluciones con Lucas Villarruel y Aníbal Moreno, que se suman al aporte de “los Rodríguez”, como dice Maxi en referencia a su titularidad y los ingresos de Denis y Alexis. Formica era titular hasta que se lesionó, pero suma con su experiencia también. Y tiene como referencia ofensiva a Rodrigo Salinas, un N° 9 de 1m88, que marcó su primer gol en el torneo ante Patronato, pero que siempre exige y que logra entenderse con
Lucas Albertengo, otro centrodelantero natural que también logra convivir y moverse por las bandas.

Una de sus mayores virtudes es que no depende de un solo jugador para llegar al gol: en lo que va de la Superliga convirtieron once futbolistas: los máximos anotadores son Albertengo (3) y Lema (3), seguidos de Formica (2), Alexis Rodríguez, Maxi Rodríguez, Nadalín, Gabrielli, Cacciabué, Julián Fernández, Cristian Insaurralde y el mencionado Salinas, todos con un gol.

Uno de los puntos fuertes es la
pelota parada, por esa vía convirtió 5 de los 16 goles que hizo en la Superliga. Y cuatro de ellos fueron de cabeza.

Kudelka es un entrenador que trata de mantener la tranquilidad, aunque hay veces que, cuando siente que es perjudicado con fallos injustos, termina expulsado, como en la Bombonera, el día que el gol de Insaurralde le quebró a Andrada el récord de imbatibilidad en el arco de Boca. Pero sobre todo cuando Newell’s juega de local en el Parque Independencia, el DT no solo trata de mantener la calma, sino de transmitirles ese mensaje a los hinchas. Es común ver los simpatizantes tensos detrás suyo en las tribunas, mientras Kudelka se da vuelta y con las palmas hacia abajo les pide tranquilidad mientras reclaman una falta o un fallo del árbitro.

Por eso no fue casual que en la previa del partido ante el Gimnasia de Maradona haya dicho: “Hago un llamado a todo hincha de Newell’s. Que no abunde la ansiedad. Muchas veces el corazón y la pasión se llevan puesta la razón. Si bien se entiende, no es beneficioso para nadie”, y agregó: “No podemos entrar a jugar en nuestra cancha, más allá del rival que sea, creyendo que a los diez minutos vamos a ir ganando 3 a 0”.

Un mensaje en “modo Kudelka”. Porque hoy Newell’s tiene otro cuerpo y, desde su rendimiento, entrega otra confianza. Tiene un funcionamiento que resultó un buen argumento para despegar de los puestos de descenso y, además, actúa de motor para ilusionarse en pensar en un objetivo superador.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment