Bestial. Una noche épica para la NBA con un James Harden indomable y un partido de 317 puntosDeportes 

Bestial. Una noche épica para la NBA con un James Harden indomable y un partido de 317 puntos


Una noche mágica para Harden, de Houston Rockets: 59 puntos Fuente: Reuters
31 de octubre de 2019  • 08:35

No se detiene. Cada temporada de la
NBA consigue quedarse con las luces. La Barba entra en acción y concentra las miradas.
James Harden se despachó con otra producción bestial (59 puntos) y en un contexto particular: un partido de 317 puntos. Es la máxima anotación entre dos equipos en lo que va del siglo XXI en un juego sin prórroga.
Houston Rockets se impuso por 159-158 a
Washington Wizards y ofrecieron una jornada a puro vértigo.

Para comprender mejor. James Harden arrastraba en el comienzo de la temporada un registro de 6 aciertos sobre 40 intentos en tiros de tres puntos. Anoche sacudió esa estadísticas de un plumazo, con 18 de 32 en tiros de campo, con 6 de 14 en triples y en sus manos tuvo el lanzamiento del cierre que le dio la victoria a los Rockets.

La Barba es uno de los jugadores más mirados con recelo por concentrar el juego y muchas veces pensar sólo en su lucimiento, pero sus números impactan: es la sexta temporada consecutiva en la que consigue algún partido de 50 puntos o más, un registro que lo ubica por por detrás de Wilt Chamberlain, que lo hizo diez veces seguidas entre 1959 y 1969.

Lo que sucedió entre los dos equipos también fue realmente increíble. Más allá de los gustos, porque los dos equipos se dedicaron más a atacar que a cuidar su aro, la cantidad de puntos que marcaron Houston y Washington impresiona. Una marca semejante no sucedía desde 1990, cuando el 2 de noviembre de ese año se enfrentaron Warriors y Nuggets. El resultado todavía fue más impactante, porque terminaron 162-158, con 38 puntos de Chris Mullin y 32 de Tim Hardaway, para Warriors.

Fue una noche de muchos registros curiosos. Porque desde el 17 de diciembre de 2006 que dos jugadores de diferentes equipos no tenían producciones por encima de los 45 o más puntos. Anoche Harden con una marca de más de 55 puntos y Bradley Beal con una noche de 45 puntos, quedaron justo detrás de las producciones que, desde 1970, sólo habían logrado Gilbert Arenas cuando se despachó con 60 puntos y Kobe Bryant con 45, en aquella jornada de 2006, en la que Wizards superó a los Lakers por 147-141.

Un tremendo golpe para los Warriors

El comienzo de la temporada de
Golden State Warriors resultó de lo más traumático, porque además de una arranque con resultados poco favorables, las lesiones vuelven a golpear con fuerza al equipo de la Bahía de San Francisco. Es que anoche, en el choque ante Phoenix Suns, en el tercer cuarto,
Stephen Curry cayó sobre su mano izquierda, sobre él se desplomó Aron Baynes, de los Suns, y tuvo que dejar el campo de juego con evidentes gestos de dolor. Horas después se conoció que sufrió una fractura en esa zona.

Si bien no se dieron detalle exactos de la gravedad de la lesión, Bob Myers, el general manager de la franquicia, le informó a ESPN que Curry será sometido a una resonancia magnética en la que se evaluará el alcance de la dolencia e incluso si el jugador necesita pasar por el quirófano. Un par de minutos después, Ramon Shelburne, de ESPN, indicó que podría tratarse de una fractura del segundo metacarpiano de la mano izquierda.

La pérdida de Curry se suma a la de Klay Thompson, que se lesionó en el sexto partido de las pasadas Finales de la NBA y según se supo no regresará en toda la temporada.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment