Gerardo Morales reconoce que adelantó las elecciones para no “quedar entrampados en la ola albertista”Política 

Gerardo Morales reconoce que adelantó las elecciones para no “quedar entrampados en la ola albertista”

TERCERA VIA. “Siempre compartí la mirada económica de Roberto Lavagna”. Foto: Marcelo Aballay.

—Cornejo es más duro con Macri que vos. ¿Es por su manera de expresarse y su carácter o por ideología?

—Cornejo le planteó muchas cosas a Mauricio. Y también le planteamos muchas cosas juntos.

—¿Fuiste más conciliador?

—Fui más conciliador entre ambos. Todavía me toca ese rol, porque la prioridad hoy es la unión de Cambiemos. La gente tiene expectativas de que sus 119 legisladores defiendan esos valores y las razones que los llevó a las plazas. Es un salto al vacío profundizar diferencias. Pero tiene que haber una mesa horizontal, tiene que haber debates. Todavía nos toca el rol de ser amigables. Ser componedores entre Mauricio y Alfredo, que tiene una personalidad importante. Es uno de los líderes del partido, como lo es Mario Negri, como lo es Luis Naidenoff, los gobernadores, Gustavo Valdés o Rodolfo Suárez. En el radicalismo tenemos un capital político importante. Y también contamos con la gran oportunidad de tener un rol más definitorio en Cambiemos.

—¿Alfredo Cornejo será jefe del bloque y seguirá siendo presidente del partido?

—Ahora está de viaje, lo estamos esperando. Hablé bastante con él. Hay una mayoría importante que apoya en la continuidad al frente del bloque a Mario. Quizás los que fuimos gobernadores creemos que vamos a entrar a los bloques a comandar, tal como lo hicimos en las provincias. Pero los bloques tienen su propia dinámica y lógica. Te lo digo porque fui gobernador durante 14 años. Ahí se puede tocar contra una pared. Allí hay una mayoría. Yo quería presidir el partido. Pero hay que hablar con Alfredo también sobre el bloque.

—¿Un elemento de conciliación sería que Negri presida el bloque y Cornejo el partido?

—Ambos protagonizaron el buen resultado del centro del país. No solo Horacio es un triunfador. En Córdoba se hizo una gran elección. Pero como el mismo Mario Negri dice: “No puedo afirmar que los votos sean míos”. Son de todo un espacio.

—Una parte de esos votos son de Juan Schiaretti también.

—Los votos que fueron a Mauricio de Schiaretti no son los de Negri. Los resultados de Alfredo en Mendoza revirtieron el resultado en las PASO, lo mejoraron totalmente.

—Vos ganaste en Jujuy desdoblando elecciones.

—Lo habíamos planteado con Gustavo Valdés, que hizo las elecciones en Corrientes el 2 de junio. Fue una decisión que tomamos en el radicalismo atendiendo a que íbamos a quedar entrampados en una ola albertista que es lo que pasó en el país. Estábamos convencidos de que iba a ser muy difícil revertir lo económico.

—Te quedan cuatro años más en Jujuy. Luego de eso, ¿venir a Buenos Aires a presidir el partido sería lo lógico en tu carrera política?

—Sí. Pero tengo que terminar una transformación que pusimos en marcha en la provincia. También debemos demostrar que el radicalismo puede gobernar en las circunstancias adversas. Asumimos con una provincia que estaba devastada. Jujuy se está poniendo de pie, tiene una nueva matriz productiva y muchos desafíos. Si somos ordenados, tenemos disciplina y estamos tranquilos, hay varios dirigentes del radicalismo que estamos en condiciones de ofrecerle al país desde el radicalismo un candidato a presidente en 2023. Entre ellos está claramente Alfredo Cornejo, está Mario Negri, está Luis Naidenoff, está Gustavo Valdés. Si logro concretar la transformación en la provincia de Jujuy, también puedo generar expectativas en ese sentido.

—No mencionaste a Martín Lousteau.

—También está Martín. Hablamos con él. Siempre le reclamé que no se integró al bloque del radicalismo. Tenemos que trabajar también en el sentido de pertenencia a un colectivo. Por eso hablamos de reordenar el sistema de partidos políticos. Y de que todos pensemos que tiene que haber un esquema colectivo. No está bueno decir las cosas desde afuera.

—Como un intelectual orgánico.

—Ser intelectuales orgánicos y asumir los costos de participar de un partido de gobierno. Costos que asumieron Mario Negri, por ejemplo, Luis Naidenoff  y Angel Rozas. Les pusieron el pecho a decisiones. A veces recibieron muchas críticas. Un bloque oficialista que defiende la gestión de gobierno a veces debe callar cosas que tendría que gritar a los cuatro vientos. Así funciona el sistema. Tenemos buen diálogo y espero que se incorpore al bloque de senadores.

Lea acá la entrevista completa de Jorge Fontevecchia a Gerardo Morales


Lo más visto

Articulos relacionados

Leave a Comment