Argentino Abierto de polo. Un festival de bandas a caballo en Palermo, con una que toca para la historiaDeportes 

Argentino Abierto de polo. Un festival de bandas a caballo en Palermo, con una que toca para la historia


Alejandro Novillo Astrada (La Aguada), Gonzalo Pieres (h.), Facundo Sola (Las Monjitas), Ignacio Laprida (Cría Yatay), Alfredo Cappella Barabucci (La Albertina), Pablo Mac Donough (La Dolfina), Bartolomé Castagnola (h., La Natividad), Guillermo Terrera (La Dolfina Polo Ranch), Juan Martín Zubía (La Fuente: LA NACION – Crédito: Fernando Massobrio

Todos están en el mismo show. Es como un Lollapalooza del polo, que una vez por año reúne una constelación de bandas durante varias jornadas. Pero estas bandas compiten. Hay dos excelentes, de primera calidad, que podrían tocar por sí solas en cualquier gran escenario. Pero hay una superior, que en cada temporada se lleva las palmas. Las otras quieren bajarla del stage principal y ocupar su lugar, pero no pueden contra ella. Y hay otros siete grupos muy buenos, pero en otro nivel.

Así se presenta el
Campeonato Argentino Abierto, que comenzará esta tarde en un espacio, el Campo Argentino de Polo, que ha vuelto a ser de recitales. Allí, por ejemplo, se despedirá Kiss de la Argentina, en mayo próximo en su último tour mundial, y allí tocarán a partir de hoy los 10 mejores equipos del planeta, durante casi un mes.

Existe un The Beatles, o un The Rolling Stones, en el polo. Es
La Dolfina, con 40 goles de handicap. Doce veces se coronó ahí, en el enorme predio de Libertador y Dorrego. Algunos se animan a considerar, ya desde hace un par de temporadas, a su formación actual como la mejor de la historia. Difícil medir eso, difícil comparar épocas muy disímiles, pero las seis conquistas seguidas –
Coronel Suárez logró 10 entre 1961 y 1970, pero con distintas alineaciones- son un firme argumento. Para 2019 el campeón está igual, o mejor, porque ganó Hurlingham y estuvo a punto de quedarse con Tortugas. Y sigue liderado por
Adolfo Cambiaso, un vocalista que no desafina a los 44 años. Todo suena como debe sonar en ese cuarteto de cuerdas, vientos y percusión, versátil para todo y sin puntos débiles, que, según se prometió en 2016, está en el último año asegurado de esta formación, pero que tiene grandes posibilidades de quedar intacto para 2020.

Las amenazas para el campeón

Una vez más,
Ellerstina es el principal retador, no solamente por valorización (39 goles) sino también por jugadores, caballada, organización y antecedentes. Tiene la sangre en el ojo por tantos cachetazos de La Dolfina en finales de Palermo, pero uno de los golpes más dolorosos fue el de 2018, cuando ni siquiera alcanzó la última función del torneo. Las Monjitas lo dejó en el camino en un partidazo y los Pieres sufrieron deportivamente quizá como nunca. Facundo, su comandante, decidió saltearse este año la temporada profesional de España -y con ello, un ingreso de dinero- para descansar y estar entero para la Triple Corona argentina. Y los hombres de negro acaban de cambiar de posiciones por enésima vez, porque no les gustaba su rendimiento. Facundo vuelve a ser 1, Pablo es el 3 y Nicolás, el back. Una incógnita: ¿cómo rendirán ahora en el certamen que los obsesiona cada año más?

Más clara tiene la partitura
Las Monjitas (38). Posee especialistas en cada instrumento y suena cada vez mejor. La definición de 2018 (perdió por 17-12 con La Dolfina) le mostró que aún le faltaba un escalón alto para reinar en el Argentino y la organización naranja se concentró en mejorar la caballada. Hace poco estuvo a punto de derrotar de nuevo a los Pieres, en una semifinal de Tortugas, y la definición de la Zona B de Palermo contra Ellerstina aparece casi tan prometedora como la mismísima final, que será el 14 de diciembre.


Los integrantes de la zona B: La Albertina (Cappella Barabucci), Las Monjitas (Sola), Ellerstina (Pieres), Cría Yatay (Laprida) y La Natividad (Castagnola). Fuente: LA NACION – Crédito: Fernando Massobrio

Sin novedades en el número de participantes (10) ni el formato (dos grupos de 5 y la final), para los primeras dos fechas el Argentino se guarda lo mejor: La Dolfina y Ellerstina tendrán jornada libre. Se incorporarán el fin de semana próximo, cuando el torneo ya tenga un poco más de temperatura.

Cambiaso y compañía tendrán, como cada año, un camino mucho más llano: no hay rivales de su estatura en la zona A. Le tocan
La Dolfina Polo Ranch (32, una suerte de sucursal),
La Aguada (32),
La Ensenada (30) y
La Irenita (29), cuatro de los siete que están en la otra dimensión, del otro lado de la grieta del handicap. Una grieta anchísima, de cinco goles (nadie tiene entre 33 y 37), que no tiene perspectivas de angostamiento a corto plazo.


Los animadores del grupo A: La Ensenada (Zubía), La Aguada (Novillo Astrada), La Dolfina Polo Ranch (Terrera), La Dolfina (Mac Donough) y La Irenita (Zavaleta). Fuente: LA NACION – Crédito: Fernando Massobrio

En ese contexto, es el más nuevo de los equipos aquel que más alto apunta a mediano término. Debutará La Natividad (28), el de los chicos
Castagnola, hijos de
Lolo, que generan gran expectativa por los éxitos que acumulan en su adolescencia. Bartolomé (h.) tiene 18 años, y su hermano Camilo, 16, la misma edad a la que se estrenó en el Abierto Gonzalo Pieres (h.), y como suplente; los cracks Cambiaso y
Facundo Pieres lo hicieron a los 17. A los Castagnola, campeones del Abierto Británico y la Xtreme Polo League (Barto logró además la Copa Coronación en Inglaterra, con la camiseta argentina), se los verá en un interesante Grupo B, que completan
La Albertina (32) y
Cría Yatay (32).

Por lo demás, empieza un Palermo en el que se seguirá de cerca dos temas ruidosos: los referís (discordia vigente entre Cambiaso y la conducción de la Asociación Argentina de Polo) y el estado de las canchas (la hubo el año pasado). Más allá de cuestiones organizativas, el espectáculo será del más alto nivel. Un multitudinario festival de polo a lo largo de 13 jornadas.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment