The Outsider desparrama en la pantalla el sello de Stephen KingEspectáculos 

The Outsider desparrama en la pantalla el sello de Stephen King

“No pudo estar en dos lugares a la vez”, dice el fiscal del distrito a cargo del caso policial en el final del primer capítulo de The Outsider. El nuevo thriller de HBO, que este domingo arrancó con doble episodio, deja en claro cuál será la premisa de la serie basada en uno de los últimos best sellers de Stephen King.

En clave policial sórdido -que recuerda mucho a True Detective-, la trama y el escenario se develan de entrada. En un típico pueblo chico de Georgia, al sur de los Estados Unidos, donde todos se conocen, Frankie Peterson aparece muerto en el bosque. No es un simple crimen: su cuerpo fue mutilado de manera salvaje.

El detective Ralph Anderson (Ben Mendelsohn) se hace cargo del macabro asesinato. Todas las pistas conducen a Terry Maitland (Jason Bateman), el entrenador de béisbol, un tipo querido y respetado que vive con su esposa y sus dos hijas.

Mirá también

Anderson no duda. Los rastros de sangre en la camioneta, las cámaras de seguridad y los testimonios de varios testigos son evidencias suficientes para arrestarlo. Todavía en duelo por la reciente muerte de su hijo a causa de un cáncer, se toma la muerte de otro niño de su vecindario de forma personal.

Por eso ordena que a Maitland lo arresten durante un partido de béisbol, frente a todo el pueblo, para que todos vean al vecino ejemplar convertido en el asesino monstruo.

Entonces sucede lo imprevisto. Ya detenido, el acusado asegura que no estaba en el pueblo el día del asesinato. Su abogado consigue un video que claramente lo muestra participando de una conferencia en un hotel a 100 kilómetros del lugar del crimen. ¿Entonces?

Hasta el propio Ralph, que en un principio estaba convencido, empieza a dudar. Él mismo coteja las huellas dactilares del supuesto asesino: todo indica que Maitland estuvo en ambos lugares a la vez.

En el medio, una de las hijas de Terry tiene visiones o pesadillas con alguien hablándole en su casa, otro guiño de que alguna fuerza extraordinaria está sobrevolando en el ambiente.

Pero no es hasta el segundo capítulo -estos primeros dos episodios fueron dirigidos por el propio Bateman, quien también es productor- que la serie revela una presencia extraña: un hombre con capucha y cara desfigurada.

Cynthia Erivo, que encarna a la detective Holly Gibney, se suma a la historia en el tercer capítulo.

La adaptación de Richard Price (cerebro detrás otras dos perlas del género: The Wire y The Night Of) sobre la novela de Stephen King no decepciona en su afán por mantener al espectador atrapado a la pantalla, y a la vez, lleno de interrogantes.

La abundancia de escenas nocturnas y la música cumplen su propósito: impregnan la historia de un aura opresivo e inquietante, donde el mal y lo perverso, no del todo evidente aún, parecen estar a la vuelta de la esquina.

Mirá también

Con el pasar de los capítulos y la aparición de Cynthia Erivo, un tercer personaje clave en la historia -encarna a la detective privada Holly Gibney, con habilidades extrasensoriales-, se vislumbra que la trama policial se irá corriendo para darle lugar al terror sobrenatural, un sello del escritor estadounidense.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment