0%
Posted inEspectáculos

“Cómo entrenar a tu dragón 3”, imbatible

“Cómo entrenar a tu dragón 3”, imbatible

Por cuarto fin de semana consecutivo, Cómo entrenar a tu dragón 3 encabezó la lista de las películas más vistas. Las producciones para toda la familia son huesos duros de roer: ni Liam Neeson, devenido héroe de acción taquillero, pudo arrebatarle el primer lugar. Su Venganza quedó segunda, con casi 50 mil espectadores (16 mil menos que la puntera) y muy poca ventaja sobre otro estreno, Mis huellas a casa, que completó el podio con 1.500 entradas menos.

Al resto de las novedades del jueves pasado no les fue muy bien. El príncipe encantador fue la excepción que confirma la regla de las animaciones: estuvo por debajo de las expectactivas y quedó undécima, con poco más de once mil espectadores en 130 salas.

Newsletters Clarín

En primera fila del rock | Te acercamos historias de artistas y canciones que tenés que conocer.

Todos los jueves.

Recibir newsletter

La boda tuvo 2600 en 19; Happy Hour, 2200 en 42; Cafarnaúm, casi dos mil en 18; Arábia, 480 en cuatro. Y en una sola sala (el cine Gaumont), Reina de corazones vendió 559 entradas; Leónidas, 376; y Wanderlust, cuerpos en tránsito, 231.

¿Y cómo les fue a las nominadas al Oscar? Green Book, la ganadora del premio mayor, repitió la performance del fin de semana de su estreno y se mantuvo cuarta: la vieron casi 40 mil personas, un 10 % menos. Habrá que ver si la estatuilla la potencia y la semana que viene suma más.

A La favorita, de Yorgos Lanthimos, que finalmente se llevó un solo premio de los diez a los que aspiraba (mejor actriz para Olivia Colman) la vieron unas ocho mil personas en 33 salas, un 24 % menos que en el fin de semana anterior.

Luego se ubicó Bohemian Rhapsody -la más ganadora de la noche del domingo, con cuatro Oscar- con 6.200 espectadores en 39 salas. Claro que la biopic de Freddie Mercury lleva cuatro meses en cartel y acumula 1.630.867 entradas vendidas.

A Nace una estrella, cuyo estreno fue hace seis meses, la vieron 5.200 personas en 35 salas, mientras que El vicepresidente tuvo 3.500 espectadores en quince pantallas.


Deja un comentario