0%
Posted inSociedad

La argentina varada en Tailandia tras un ACV: la embajada negociará para bajar la deuda con la clínica

La argentina varada en Tailandia tras un ACV: la embajada negociará para bajar la deuda con la clínica

“Solo quiero terminar en avenida Cabildo y Juramento”, dice desde Tailandia Carlos Alberto Mariscotti a TN.com.ar. A pocas cuadras de esa intersección del barrio porteño de Belgrano vive con su esposa Mercedes Ema Albinatti, de 73 años. Pero hace un mes y medio que esta pareja de jubilados está varada en la ciudad de Chiang Mai.

En plenas vacaciones por el sudeste asiático, ella sufrió un accidente cerebrovascular en el hotel y desde entonces quedó internada en una clínica privada. Ya fuera de peligro y en plena rehabilitación, acumula una deuda de u$s70 mil con el centro de salud y necesita otros u$s20 mil para pagar el vuelo de regreso con asistencia médica. Con la intervención de la Cancillería argentina estos días podrían llegar a una solución.

La pesadilla para este matrimonio podría terminar este martes. La clínica, de primerísimo nivel, les dio hasta esta semana como ultimátum para solventar la deuda e irse.

A pesar de que ambos tenían contratada una asistencia al viajero, que sacaron antes de comenzar sus vacaciones en el sudeste asiático, este servicio tenía un tope de u$s60 mil para la cobertura de Mercedes. Así y todo, ese monto terminó siendo insuficiente: la factura total alcanza los u$s130 mil, sin contar el avión de regreso, en el que deben viajar con oxígeno, un médico y una enfermera.

La pareja de jubilados, de Nuñez, no cuenta con el dinero para pagar la deuda con la clínica de Tailandia.

Sin los recursos económicos para pagar la deuda, esta pareja de jubilados está desesperada. Mientras sus familiares y amigos los ayudaron a difundir su caso para recaudar fondos, la ayuda diplomática argentina podría destrabar el conflicto.

Consultado por este medio, Carlos contó que el viernes recibió el llamado del embajador Luis María Sobrón, de la Dirección General de Asuntos Consulares, que le adelantó que este lunes viajará hasta Chiang Mai el jefe de Cancillería de la embajada argentina en Tailandia, Patricio Kingsland.

Tras el ACV, Mercedes está en plena rehabilitación y los médicos aseguran que no tendrá secuelas.

“Él (por Kingsland) se reunirá conmigo para interiorizarse a fondo sobre nuestra situación. Y poder armar una estrategia y una oferta para presentársela a la clínica“, explicó el esposo de Mercedes a TN.com.ar. El siguiente paso será una cita con el director del centro de salud. “Va a negociar dos cosas. Una es la deuda por los servicios médicos, de u$s70 mil, y por otro lado la repatriación, que son otros u$s20 mil”, agregó.

Uno de los escenarios más optimistas para este matrimonio es que, gracias a esta intervención diplomática, desde la clínica acepten un descuento considerable en la factura. Carlos, hasta el momento, logró reunir u$s10 mil.

Con muchas expectativas por esta reunión clave con el hospital, él le cuenta las novedades a su mujer. “Mercedes está al tanto de todo”, sostuvo a este medio. Con respecto a su mejoría tras el ACV, señaló que ya camina sola, come sin problemas y hace todos los ejercicios de rehabilitación.

A pesar del choque cultural y las dificultades para comunicarse con el personal médico, Carlos sostuvo que recibieron una atención de primer nivel y que tuvieron un trato muy amoroso con ellos. Y en medio de todos los obstáculos burocráticos y financieros para volver a casa, hace un balance positivo. “Mi esposa no va a quedar con secuelas y si tiene, serán mínimas”, resaltó aliviado.


Deja un comentario