0%
Posted inDeportes

Quién es Dusan Tadic, el serbio de 30 años que humilló a Real Madrid

Quién es Dusan Tadic, el serbio de 30 años que humilló a Real Madrid

Dusan Tadic besa el escudo de Ajax luego de anotar su gol frente a Real Madrid. Fuente: AFP – Crédito: Gabriel Bouys
5 de marzo de 2019  • 23:59

A los 30 años, el serbio Dusan Tadic jugó el partido de su vida. Luego de cuatro temporadas en Southampton, de la liga Premier inglesa, en junio del año pasado, decidió volver al lugar donde había sido feliz: Holanda. Allí, con la camiseta del FC Twente, Tadic se consagró como mediocampista creativo. Desde su regreso a los Países Bajos, el serbio le agregó gol a todo aquello que ya hacía: era un experto fabricante de goles para sus compañeros.

La noche del Bernabéu fue testigo de ambas facetas: cedió dos goles -a Hakim Ziyech, el primero, y a David Neres, el segundo, luego de ridiculizar a Casemiro- e hizo el tercero, con un zurdazo que se incrustó en el ángulo de Thibaut Courtois.

El tercer gol de Ajax en el estadio Santiago Bernabéu, obra del serbio Dusan Tadic.

00:03

Video

Tadic admira a futbolistas técnicos como Zinedine Zidane, pero su ídolo juvenil fue otro francés: Thierry Henry. Para soltar el talento que tiene en sus pies, y que supo demostrar ya en las calles de su barrio, donde practicaba con los jóvenes de su cuadra, Tadic solo pide libertad. Ama tener la pelota, como todo futbolista dúctil.

Su instinto altruista lo lleva a levantar la cabeza y pensar en un compañero, antes que definir él la jugada que acaba de crearse. Cuando salió de Southampton -había llegado de la mano del holandés Ronald Koeman y tuvo como entrenador al argentino Mauricio Pellegrino-, Tadic se jactó de haber permanecido durante toda su estadía entre los futbolistas que más asistencias habían dado en tres de las cuatro temporadas que disputó con el club inglés. Ahora, en la capital holandesa, Tadic le agregó voracidad a su juego: en 40 partidos, lleva 26 goles y 15 asistencias en todas las competencias.

Ubicado como enlace clásico, Tadic fue una pesadilla para la defensa y el mediocampo de Real Madrid. Brindó una actuación consagratoria justo en el partido donde su equipo más lo necesitaba. El temor era que la escenografía empequeñeciera a un conjunto plagado de talento juvenil -De Ligt, el capitán, es codiciado por media Europa y De Jong jugará en Barcelona-. No pasó. Y la exhibición fue holandesa.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.


Deja un comentario