0%
Posted inEspectáculos

“After Life”: Hermoso y sensible viaje a las mil formas de lidiar con el dolor propio

“After Life”: Hermoso y sensible viaje a las mil formas de lidiar con el dolor propio

“Usamos la comedia como una espada, un escudo y una medicina. Pero en general -y más que cualquier otra cosa- como una forma de conocernos”. Las palabras son del comediante, guionista y director inglés Ricky Gervais durante su stand up Out of England 2. Aunque pasaron casi diez años del estreno de ese espectáculo, la definición -dicha al pasar en un monólogo- es un pequeño ensayo sobre su forma de hacer humor. Y sirve para entender los pliegues de After Life, la serie que estrenó Netflix, con la dirección y el protagonismo de quien fue uno de los creadores de The Office. Como muchas otras series inglesas, la temporada tiene solamente seis episodios.

En After Life -en Netflix América Latina llegó con el agregado Más allá de mi mujer-, Gervais interpreta a Tony, un periodista del pequeño diario de pueblo La Gaceta de Tambury. El cronista acaba de quedarse viudo de una mujer con la que estuvo casado 25 años y a la que amaba con locura; intentó alguna vez el suicidio y acabar con su vida le sigue pareciendo una idea interesantísima.

Serie “After Life: Más allá de mi mujer”, con Ricky Gervais. Disponible en Netflix.

Mirá también

Hay pocas cosas que atan a Tony a este mundo; una de ellas es su perra, un regalo que le hizo a su esposa. “Si supieras abrir tu propia lata de comida, ya me habría matado”, le dice en uno de los seis episodios, que duran alrededor de media hora.

Como el periodista no pudo -o aún no está decidido- matarse, se dedica a cultivar un mal humor ácido y maltratador. Su ánimo opaco y deprimente termina afectando la vida de sus allegados y cae como dardos venenosos contra aquellos que apenas tienen contacto con él, como su cartero o alguien que le pide una colaboración para una causa benéfica en la calle. En fin, termina castigando a todo el mundo por su pérdida.

El despliegue de ese nihilismo existencial -las mil razones del sinsentido de la vida- es una de las formas más exquisitas del humor de esta serie. Tony ejercita un soliloquio en el consultorio de su psiquiatra, al que llega a decirle: “Un buen día es cuando no voy por ahí queriendo dispararle a extraños en el rostro para luego dispararme a mí”. Y luego se vuelve un hombre casi tierno y profundo en los diálogos con una viuda, a la que ve con frecuencia en el cementerio (los diálogos con Penelope Wilton, la actriz de Downton Abbey, ya merecen darle una chance a la serie).

Mirá también

Como siente que no tiene nada para perder porque lo perdió todo, Tony dice lo que piensa. Lo dice sin vacilaciones y sin importarle las consecuencias, algo que también resulta risible a lo largo de los episodios. La serie no sólo se sostiene en la criatura llena de verdad que construye Gervais y en la historia que él mismo escribió. También se cimienta en personajes secundarios adorables, en algunos casos tan patéticos como él, pero sin tantos cuestionamientos ni con vocación de sufrimiento como Tony, que se pasa las horas viendo los videos con instrucciones que dejó su esposa.

Serie “After Life: Más allá de mi mujer”, con Ricky Gervais. Disponible en Netflix.

Mirá también

El personaje central de la historia pasa sus horas amargado, enojado y deprimido, con una fuerte tendencia a la autodestrucción. Ese nivel de cinismo sería insoportable si fuese sostenido por mucho tiempo en este drama y comedia negra. Como dijo Ricky Gervais en aquel especial sobre stand up, el humor es la medicina.

El humor de After life tiene forma de fina ironía, que aparece en las conservaciones guionadas con maestría, y en la incomodidad que genera su bestialidad, como sucedía en las escenas de convivencia obligada de The Office. “Soy sarcástico porque así evito matar gente, incluyéndome a mí”, dice el sufrido Tony en uno de los episodios.

Serie “After Life: Más allá de mi mujer”, con Ricky Gervais. Disponible en Netflix.

Pese a algunos giros de cierta moralina didáctica, After life es un hermoso y sensible viaje a las mil formas de lidiar con el dolor propio (y con el que le ocasionamos a terceros). El tango, que sabe bastante de sinsabores, nos decía: “Uno está tan solo en su dolor… Uno está tan ciego en su penar”. Ya lo sabemos, pero esta serie nos lo recuerda: los tragos amargos de esta vida pasan mejor con una sonrisa.

¿Por qué sí?

Ricky Gervais es un maestro del humor en un país con larga tradición como Inglaterra. Una comedia sombría con actuaciones destacadas.

La ficha

Calificación: Muy buena.

Género: Comedia. Protagonistas: Ricky Gervais, Penelope Wilton, David Bradley, Ashley Jensen y Tom Basden.

Creador: Ricky Gervais. Origen: Inglaterra. Emisión: Netflix (6 episodios de media hora).

CL


Deja un comentario