0%
Posted inEconomía

Molino Cañuelas: el BICE le da un auxilio hasta que cierre la renegociación de una deuda de US$ 1.300 millones

Molino Cañuelas: el BICE le da un auxilio hasta que cierre la renegociación de una deuda de US$ 1.300 millones

Durante un período bastante largo de su vida, Molino Cañuelas no tuvo cimbronazos, salvo algún problema puntual al compás de la montaña rusa que caracteriza a nuestra economía. Pero desde que en 2018 no pudo salir a la Bolsa de Nueva York que había sido el camino elegido para buscar más capital y estirar una deuda que había tomado para modernizar sus 21 plantas operativas, las cosas comenzaron a no encajar. La empresa se vio obligada a sentarse a renegociar con un grupo de bancos y otros acreedores los términos de una deuda de US$ 1.300 millones. Se trata de la dueña de marcas icónicas como las Galletitas 9 de oro.

La novedad es que el Bice le extendería un crédito por US$ 4,5 millones para que la empresa siga operando y no queden en la calle los 3.000 empleados que se desempeñan en sus 21 plantas.

Desde que empezaron los problemas financieros, el titular de Molinos Cañuelas, Aldo Navilli se puso en manos de Lazard que fue tejiendo un acuerdo con los bancos cuyo borrador se firmó a principios de mes. Pero algunas entidades pretendieron patear el tablero. El Banco Macro -dueño del 0,7% de la deuda, según Molinos Cañuelas- pidió la quiebra. Y por lo que trascendió la estadounidense Cargill puso el grito en el cielo por su división harinas que le vendió a Molinos Cañuelas y que habría quedado impaga en una proporción elevada. En Molinos Cañuelas aseguran que eso no es así.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

El Macro, a su vez, hizo su pedido de quiebra en un juzgado que no corresponde y que en breve se declararía incompetente. ¿Una picardía para entorpecer el acuerdo con los otros bancos?

El borrador de pre acuerdo con las otras entidades prevé extender el pago de la deuda a 10 años a una tasa del 6% anual. Aunque entre los bancos hay disputas acerca de quiénes cobrarán primero. Los principales acreedores son la CFI del Banco Mundial, y los holandeses ING y Rabobank. Lo cierto es que suman 40.

La compañía que es una de las líderes en alimentos dio sus primeros pasos cuando en 1931 cuando la familia Navilli adquirió en la cordobesa Laboulaye y fue creciendo hasta que en 1974 llegó a Cañuelas y bautizó a la empresa como Molinos Cañuelas. Están en el top ten en harinas, aceites, pastas secas, bizcochuelos, galletitas, productos panificables congelados y tiene varias marcas con peso y rápida salida de las góndolas.

Cuenta con 62 centros de agroservicios, 40 de abastecimiento y 20 de almacenamiento distribuidos geográficamente en diez provincias. Su planta de congelados es una de las más modernas del mundo y abastece a cadenas de supermercados, estaciones de servicio, restaurantes de comida rápida y otros almacenes. Contabiliza filiales en Uruguay y Brasil. Lo que se dice un crecimiento sostenido.

¿Dónde estuvo la falla? Sus acreedores más benévolos surgieron que se expandió en exceso. Otros apuntan a “la compra de 70.000 hectáreas de campos por parte de Navilli que habrían descapitalizado a la empresa”, según soltó un banquero.


Deja un comentario