0%
Posted inSociedad

Palomas mensajeras: Una pasión que sigue vigente

Palomas mensajeras: Una pasión que sigue vigente
27 de marzo de 2019  • 00:29

Una tarde entre arrullos y entrenamiento de palomas.
Foto: Santiago Vivacqua


La competencia entre palomas mensajeras es una actividad milenaria difundida en todo el mundo. El cuidado de las alas y en especial de las plumas es un factor central dentro de esta disciplina, considerada un deporte.
Foto: Santiago Vivacqua


Don Julio Falabella es cuidador del palomar de Héctor Dagnino, ubicado en Mercedes, Provincia de Buenos Aires. Este es uno de los 2800 palomares registrados en la Asociación Colombófila Argentina.
Foto: Santiago Vivacqua


La paloma mensajera, perteneciente a la especie Columba Livia, fue introducida desde Europa, inicialmente con fines militares. Esta especie, que tiene su origen en Bélgica, se caracteriza por su sentido de la orientación y su gran capacidad atlética.
Foto: Santiago Vivacqua


Cada paloma, cuenta con un anillo que la identifica desde su nacimiento. Cuando empieza a competir, se le agrega un segundo anillo que permite cronometrar los tiempos de vuelo durante las carreras.
Foto: Santiago Vivacqua


Falabella libera un grupo de palomas durante una jornada de entrenamiento.
Foto: Santiago Vivacqua


Las aves desarrollan diferentes rutinas de entrenamiento según el momento del año y la proximidad con las competencias.
Foto: Santiago Vivacqua


El presidente de la asociación colombófila argentina (Osvaldo Dagnino) examina un ejemplar, mientras Don Julio toma datos tras su vuelo.
Foto: Santiago Vivacqua


Los palomares, ubicados mayormente en terrazas o en fondos de casa particulares, albergan numerosos ejemplares, criados con mucho esmero.
Foto: Santiago Vivacqua


Las carreras consisten en liberar las aves a grandes distancias de sus palomares. Se desconoce cuales son los métodos de orientación que utilizan, pero regresan siempre a su hogar.
Foto: Santiago Vivacqua


En la Argentina, existen carreras como el “Gran premio Zapala” o la “Carrera Cataratas” en las que las palomas regresan a sus hogares desde distancias mayores a los 1000 kilómetros, desarrollando velocidades que promedian los 70 km. por hora.
Foto: Santiago Vivacqua

Fotos de Santiago Vivacqua

Edición Fotográfica de Leo Vaca

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.


Deja un comentario