0%
Posted inEconomía

Las cinco claves de la suba del riesgo país

Las cinco claves de la suba del riesgo país

Este miércoles arrancó con una nueva embestida del riesgo país, que llegó a tocar los 835 puntos básicos a media mañana. Sobre el mediodía, el indicador elaborado por JP Morgan -que mide la sobre tasa que pagan los bonos argentinos con respecto al rendimiento de los bonos de Estados Unidos- se ubicaba en 820 puntos básicos, -6 puntos más que ayer- mientras el dólar cotizaba en baja, a $ 44,15, 35 centavos menos que el cierre del martes.

En las últimas semanas volvió la calma al mercado cambiario tras las subas que la divisa norteamericana tuvo durante las últimas semanas de febrero y las primeras de marzo. Pero el riesgo país siguió su propio camino y retomó el carril de los 800 puntos en el que se movía a finales de 2018. Para los analistas, la escalada de este indicador refleja la desconfianza de los inversores  ante el desempeño de la economía argentina.

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Hay cinco razones centrales que impulsan la suba del riesgo país:

La inflación

La semana próxima se conocerá la medición del INDEC correspondiente a marzo. Todas las proyecciones indican que el Indice de Precios del Consumidor (IPC) rondará el 4%. Y se espera un nivel similar para abril. Después de los datos alentadores de diciembre, cuando la inflación fue de 2,6% y parecía iniciar un camino de desaceleración, la pax cambiaria/inflacionaria se rompió el 14 de febrero cuando se anunció que el IPC de enero fue de 2,9%. La persistencia de la inflación preocupa a los inversores que reclaman tasas más atractivas para quedarse en papeles argentinos. “Ahora los inversores quieren una tasa real más alta. Eso es lo que vimos esta semana en los bonos en pesos,” comenta Nery Persichini, de GMA Capital.   

Mirá también

Reporte del FMI

Si bien ayer el Fondo Monetario concretó el desembolso de los US$ 10.832 millones que permitirán oxigenar las reservas y darle continuidad al programa financiero, el mercado se focalizó no tanto en lo que el organismo hizo sino en lo que dijo. En su informe advirtió que “una inflación creciente puede generar presiones inflacionarias más persistentes en 2019. Los riesgos de la economía aún son considerables y la materialización de esto podría llevar a un cambio en las preferencias de los inversores fuera del peso y colocar presión sobre el dólar“. Para este año el Fondo corrigió su proyección de inflación a 30,5%, mientras que espera una caída del PBI de 1,2%. 

Incertidumbre electoral

A ​dos meses de la definición de las candidaturas y con varias encuestas que le asignan mayor intención de voto a Cristina Kirchner que al presidente Mauricio Macri, los inversores temen que el próximo gobierno tome medidas “antimercado” y buscan refugiarse ante ese riesgo. Para Reserch for Traders, “la incertidumbre política de cara a las elecciones va incrementándose ante las indefiniciones de los candidatos. Pero además influyó que el FMI afirmara que Argentina debe incrementar impuestos para mejorar la recaudación tributaria y así alcanzar el déficit cero. Pero eso genera una mayor recesión y los bonos lo reflejaron en sus precios”. Ante la incertidumbre, los inversores prefieren desarmar sus carteras y pasarse a opciones más seguras, lo que derrumba el precio de los papeles argentinos y a la vez sube la tasa, en un claro indicador de riesgo.    

Mirá también

Expansión de la recesión 

El reporte del FMIexpresa la preocupación del board por la caída de la recaudación impositiva en términos reales y las dificultades que esto traerá para cumplir con el objetivo del déficit cero. Y deja abierta la puerta para subir impuestos en caso de que la recaudación no repunte. El aumento de la presión impositiva complicaría aun más las chances de que la economía se recupere. Este escenario enciende luces de alarma entre los inversores. Según el FMI, “el el ajuste fiscal favorable al crecimiento sigue siendo apropiado para reducir las vulnerabilidades de la deuda y crear amortiguadores para ser desplegado en caso de una desaceleración profunda”.

El perfil de la deuda

​Además de la suba del riesgo país, otro dato preocupante de los últimos días fue el incremento en los seguros contra default, conocidos como CDS, que alcanzaron los 900 puntos, su mayor valor en la era Macri. Esto muestra que crece el temor de que Argentina no pueda cumplir con el pago de sus deudas en el mediano plazo. 

Para el analista Gustavo Ber, “el riesgo país aún sigue alrededor de los 810 puntos, con una curva invertida que refleja crecientes preocupaciones sobre los títulos más cortos que ya exhiben rendimientos superiores al 15%”.

Ayer el Gobierno se anotó un poroto al conseguir un rollover cercano al 70% en las colocaciones de Lecap y Letes. Para este año, el ministerio de Hacienda necesita conseguir un rollover promedio del 67% para eliminar las necesidades de emitir nueva deuda en 2020. 

El propio informe del Fondo señala que “la deuda es sostenible, pero no con alta probabilidad y todavía menos probabilidad que en las revisiones anteriores”. 


Deja un comentario