0%
Posted inEconomía

Para la industria molinera, sus exportaciones bajaron 52% en marzo por las retenciones

Para la industria molinera, sus exportaciones bajaron 52% en marzo por las retenciones

David Hughes (Argentrigo), Diego Cifarelli (FAIM), Raúl Dente (acopiadores) y Ramiro Costa (Bolsa de Cereales)
10 de abril de 2019  • 14:58

La suba de las retenciones al trigo y la harina volvieron a concentrar fuertes críticas de integrantes de la cadena comercial que participaron del lanzamiento de la campaña fina 2019/2020 de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

En el encuentro, Diego Cifarelli, presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM), señaló que “es un deber del Estado que la molinería recupere la capacidad competitiva”. Por su parte, David Hughes, presidente de la Asociación Argentina de Trigo (Argentrigo) calificó de “una vergüenza” los derechos de exportación y la baja de reintegros.

Según los datos que brindó Cifarelli, las retenciones de $3 por dólar exportado para la harina provocaron una merma del 28% en las ventas externas en los últimos cuatro meses de 2018, versus igual período de 2017. En tanto, como dato más reciente, graficó que hubo una caída del 52% en marzo pasado, de 65.000 toneladas en el mismo mes de 2018 a 31.200 toneladas.

En 2017, la molinería tuvo exportaciones superiores a las 700.000 toneladas de harina y bajó a algo más de 600 mil toneladas el año pasado. Para Cifarelli, tendría que estar arriba de un millón de toneladas vendidas al exterior.

De acuerdo a su estimación, en base a un informe de la Escuela de Economía y Negocios de la Universidad Nacional de San Martín, por no exportar un millón de toneladas el Estado se pierde ingresos fiscales por más de $2000 millones, en tanto que se frena la creación de 6000 empleos.

Entre retenciones y baja de reintegros (de 3 a 0,75 por ciento), la industria molinera tiene un sobrecosto de US$30 por tonelada. Dijo que ese número representa “ser o no competitivo”.

La industria molinera tiene una capacidad instalada para procesar 13 millones de toneladas, pero hoy solo trabaja con unos 6 millones. Considerando la cifra de cosecha esperada 2019/20 de 20,6 millones de toneladas, solo comprará el 28 por ciento. El sector tiene 102 molinos habilitados para exportar pero vendieron 67 en la última campaña.

“Es una vergüenza; no puedo entender cómo los economistas piensen que es una herramienta”, dijo Hughes sobre la carga de las retenciones. “Encima de tener muchos impuestos los estamos exportando”, agregó.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.


Deja un comentario