0%
Posted inEspectáculos

Santiago del Moro, Guido Kaczka y las paralelas que se tocan

Santiago del Moro, Guido Kaczka y las paralelas que se tocan

La lógica televisiva (si esto no es un oxímoron) los puso frente a frente. Y ninguno de los dos es de escaparle a la competencia. Aunque tal vez sean más las cosas que unen a Guido Kaczka y a Santiago del Moro, que las que lo separan.

Ambos conductores están a cargo del horario central que la televisión abierta dispone para los ciclos de entretenimientos. Kaczka, desde El Trece, conduce Otra noche familiar con su estilo descontracturado, efervescente y siempre dispuesto a dejarse sorprender por las ocurrencias de los participantes. Santiago del Moro, desde el lunes, es la cara de ¿Quién quiere ser millonario?, el formato de preguntas y respuestas que Telefe decidió poner de lunes a viernes a las 21.15 (cuando la idea inicial era ir los domingos) para disputarle el rating del prime time que había recuperado su canal competidor, precisamente con el tándem Kaczka y la ficción Argentina, tierra de amor y venganza (ATAV). Más contenido que en su rol anterior de Intratables (América), Del Moro apuesta al esmoquin y al medio tono para inquirir, siempre amablemente, a los participantes y sacar algo más que una respuesta acertada o fallida: un rasgo de intimidad, una historia familiar, un relato gracioso. Algo que, con su desparpajo, suele lograr también Kaczka.

Guido Kaczka, un conductor todo terreno, ahora al frente de “Otra noche familiar”.

Mirá también

Los números de rating, que son siempre el condimento de mayor peso a la hora de evaluar un producto televisivo, aparecieron cambiantes en los primeros días. En el debut del lunes, el programa de Del Moro se impuso con 12 puntos contra 11,4 del de Kaczka. El martes, la ecuación se dio vuelta: Otra noche familiar promedió 11 puntos contra 10,7 de ¿Quién quiere ser millonario? El miércoles -la última medición antes de escribirse esta columna- volvió a favorecer a Del Moro: 10,7 contra 10. Cabe aclarar que lo más visto de estos tres días fue ATAV, y que Del Moro y Kaczka se alternaron el segundo puesto hasta el miércoles, en que entró tercera la telenovela turca de Telefe, Mi vida eres tú, que con 10,3 puntos de promedio dejó a Otra noche familiar en cuarto lugar.

En acción. Santiago del Moro, en “¿Quién quiere ser millonario?”.

Pero incluso más allá de los números finales, la batalla entre los ciclos de entretenimientos se da en el minuto a minuto. Es muy notable cómo los registros van variando todo el tiempo durante los programas y dependen de cosas como la cantidad de respuestas correctas que dé alguno de los participantes (es común que cuando uno pierde un juego, la gente hace zapping para ver en qué está el otro), de la empatía -o no- que genere alguien de los que está jugando y, por supuesto, del momento en que los canales mandan la tanda, porque ahí sí la migración es masiva.

Mirá también

Pero cuando postulamos que tal vez sean más las cosas que unen a los conductores es porque hay algunos datos a tener en cuenta. El primero, y si se quiere menor, es que tienen la misma edad, 41 años. Ambos comparten la mañana más escuchada de la FM en La 100: Santiago con El club del Moro (de 6 a 10) y Guido con No está todo dicho (de 10 a 14) y el pase entre ellos, cuando uno termina y el otro empieza, es cálido, afectuoso, gracioso y muy esperado por los oyentes. Los dos mantienen a su familia lejos del show bussiness. Sí sabemos que Del Moro está casado y tiene dos hijas; y que Kaczka también está en pareja y tiene tres hijos (uno de su primer matrimonio con la actriz Florencia Bertotti). Además, no esconden que sus familias son amigas.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo más leído del día | Enterate de que se habló hoy para no quedarte afuera del mundo

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

En sus currículums de remadores del medio los dos fueron conductores en todo tipo de formatos. Kaczka con un pasado más ligado a la actuación y Del Moro, más cercano al periodismo.

Varias coincidencias para que hoy la pantalla los muestre enfrentados, aunque únicamente por trabajo: las palabras elogiosas son lo más común entre ellos. Habrá que ver si esta fuerte competencia televisiva arrojará en algún momento un ganador claro. O si pelearán por el segundo puesto del conductor de entretenimientos más exitoso del horario central, cuando el lunes 29 de abril Marcelo Tinelli regrese con ShowMatch. Pero ésa ya es otra historia.


Deja un comentario