0%
Posted inSociedad

Perdió $400.000 por rescatar a un perro herido, pero un policía los recuperó

Perdió $400.000 por rescatar a un perro herido, pero un policía los recuperó

La terminal de ómnibus de San Luis donde se hallaron $350.000 que fueron devueltos a su dueño Crédito: Google Maps
25 de abril de 2019  • 11:26

Un pasajero que circulaba por la terminal de ómnibus de

San Luis

quiso hacer una obra de bien para ayudar a un perro casi pierde todos sus ahorros. Pero gracias a otro buen gesto de un miembro del

personal de seguridad

del lugar logró recuperar todas sus pertenencias por un valor estimado de $400.000.

Según difundió
la policía de esa provincia, la secuencia de favores -que terminó con final feliz- ocurrió el martes pasado en la estación de interconexión regional de ómnibus denominada Ediro. Mientras el oficial principal Cristian Olguín del destacamento 44° recorría las instalaciones, encontró un bolso de mano y un portafolio abandonados en una de las mesas del patio de comidas.


El bolso y el maletin con cerca de $400.000 fueron olvidados en el patio de comidas de la terminal de ómnibus de San Luis Crédito: Twitter @elhormigueroonl

Olguín comenzó el operativo de devolución de los elementos con una indagatoria entre los presentes para lograr identificar a su dueño. Pero la búsqueda no resultó exitosa porque nadie se adjudicó su propiedad. Entonces el oficial los puso a resguardo en el destacamento.

Transcurrido un tiempo, un hombre de apellido Molina y médico de profesión regresó a la terminal para intentar recuperar sus pertenencias olvidadas. Luego de declarar el contenido que había en el interior del equipaje, se pudo constatar efectivamente su titularidad y hacer entrega de todo el contenido, que incluía $350.000, algunos dólares y documentación de importancia.

Luego de unos minutos de hallados los elementos, se hizo presente un hombre de apellido Molina, quien manifestó ser el dueño. Según señaló, los olvidó tras socorrer a un perro que vio en el lugar. Una vez identificado y de constatar que realmente era el propietario, se le hizo entrega de lo perdido.

Molina no se retiró del lugar sin antes felicitar y agradecer con emoción y alegría a los efectivos policiales. Pero también aclaró el motivo del olvido de sus pertenencias: apenas bajó del micro en el que viajaba, vio un perro gravemente herido y se apresuró a socorrerlo para llevarlo a la veterinaria, pero pasó por alto llevarse su equipaje.


Deja un comentario