0%
Posted inSociedad

La historia de la mujer de 61 años que dio a luz a su nieta

La historia de la mujer de 61 años que dio a luz a su nieta

Y de repente estoy en el mismísimo centro de Estados Unidos, en Omaha- Nebraska, frente a una señora de 61 años que dio a luz a su nieta hace tres semanas por parto natural. Es la casa de Matthew, Elliot y desde hace tres semanas también de Uma Louise.

La habitación que solía ser una oficina se reconvirtió en el espacio de Uma. Hay una cuna, un cambiador, varios juguetes y su nombre bordado en almohadones. Casados hace 4 años, Matthew y Elliot decidieron que era un buen momento comenzar un proyecto familiar. En un principio consideraron adoptar, pero “al ser una pareja gay y vivir en un estado muy conservador era una opción engorrosa” por lo que optaron por la fecundación in vitro. En un primer momento, se sintieron abrumados por la cantidad de opciones a la hora de elegir la donante de óvulos: las posibilidades son tan infinitas como el presupuesto te lo permita. Fue en una conversación familiar donde la hermana de Elliott se ofreció como donante y al instante les pareció una buena idea. Todo quedaría en familia. Lo que todavía no sabían en ese momento es que la madre de Matthew sería la gestante.  

Cecile con la pequeña Uma a tres semanas de dar a luz. Foto: Telenoche.

– ¿Cómo fue que decidiste ser la gestante?

Cuando me contaron que querían formar una familia me puse muy contenta. Enseguida les dije que si estaban pensando en candidatas pusieran mi nombre en la lista. Me encantaba la idea de estar embarazada y al principio los chicos me decían que no, que era muy grande, que muchas gracias. 

– ¿Y qué pasó?

En una de las visitas al médico, los chicos mencionaron que yo insistía con la idea de hacerlo. La especialista se mostró interesada y le pidió mi historial médico. Notó que no tomo medicamentos, que mi útero sigue intacto, entonces ahí es cuando decidió tener una entrevista conmigo para ver si era posible y viable hacer frente al proceso

– ¿Cómo reaccionó tu cuerpo? ¿Fue como tus embarazos anteriores?

Fue exactamente igual. Por ahí un poco más intenso todo. Creo que las náuseas matutinas fueron más fuertes, pero una vez que mi cuerpo se adaptó fue un proceso gradual y muy bueno.

– Hasta que finalmente llegó el día de dar a luz…

Ese día va a ser especial toda la vida. Me subió la presión así que el médico cariñosamente me dijo: “Hoy vamos a tener una fiesta de cumpleaños, vení que vamos a inducir el parto” . Yo quería que fuera parto natural y por suerte fue así.

Cecile, tras dar a luz, con la bebé en brazos. Foto: TN.com.ar.

Legalmente en Nebraska el certificado de nacimiento se emite a nombre de la madre subrogante y el padre biológico. En este caso madre e hijo. “Es un estado muy conservador, ahora Elliott va a hacer el trámite de adopción”, aclaran los dos entre miradas cómplices. Hace tres semanas que son padres, se los nota entusiasmados y ya pensando en agrandar la familia en un futuro no tan lejano. En las redes sociales de Elliot se puede seguir la vida de Uma casi minuto a minuto. 

– ¿Y qué pasa con la abuela madre una vez que ya dio a luz? 

Me preguntaban si iba a tener una relación cercana con la nena, si iba a poder darla sin tener esa sensación de que me pertenece. Mi capítulo en la historia ya terminó, hice todo lo que estuvo a mi alcance y que ahora son ellos los que tienen que empezar a escribir cómo será su vida con esta niña preciosa.


Deja un comentario