0%
Posted inSociedad

Alerta en Mendoza por más muertes de cóndores

Alerta en Mendoza por más muertes de cóndores

Imagen de un condor a modo ilustrativo Fuente: Archivo

Investigan las causas del deceso de tres aves; en 2018, 34 ejemplares fueron envenenados

MENDOZA.- Después de la masacre ambiental ocurrida el año pasado en esta provincia con la muerte por envenenamiento de 34 cóndores, vuelven a encenderse las alarmas con el hallazgo de tres cadáveres de las aves. El hecho motivó que se abriera una investigación para conocer si también fueron intoxicados.

Una denuncia hecha por particulares sobre la presencia de cóndores muertos en la ruta nacional 145, en Malargüe, en el sur provincial, activó a personal de la Dirección de Recursos Naturales Renovables, de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, que puso en marcha un protocolo instaurado por el Proyecto de Conservación del Cóndor Andino, del que Mendoza forma parte junto a otras instituciones provinciales y nacionales.

Así, un grupo de guardaparques del Área Natural Protegida Caverna de las Brujas se dirigieron a la zona de Poti Malal con agentes de la policía de Mendoza, ubicados en Bardas Blancas. Allí, los guardaparques constataron la presencia de tres cóndores andino, dos hembras y un macho, muertos.

Ante este escenario, los guardaparques decidieron rastrillar la zona, pero no encontraron más ejemplares. Junto con efectivos policiales, se acercaron a pobladores de la zona para tomarles declaración. Uno de los consultados negó haber visto a los animales muertos, mientras que otro adujo que los divisaron, pero que decidieron no manipularlos por temor a que estuvieran intoxicados con algún pesticida.

Sin embargo, hasta el momento, no hay indicios certeros de que los ejemplares hayan sido envenenados, aunque los agentes continuarán visitando la zona para monitorear el estado de la población de cóndores y la búsqueda de cebos tóxicos, para determinar si se trata de un caso aislado o si la amenaza se mantiene.

Por ese motivo, se tomaron muestras para ser enviadas a la Fundación BioAndina, en Buenos Aires, “en busca de indicios de muerte por intoxicación”, señalaron voceros de la Secretaría de Ambiente.

Lo que sí se determinó, en una primera revisión, es que no presentaban lesiones que correspondan al uso de un arma. De hecho, no se encontraron municiones. También se esperan los resultados de la necropsia. Todos los documentos serán aportados a la investigación, que estará en manos de la Oficina Fiscal departamental.

Penas

El cóndor andino, que está cerca de la extinción en la provincia, así como toda la fauna silvestre mendocina, está protegido por la ley nacional de fauna 22.421, la provincial de adhesión 4602, su modificatoria 7308 y el decreto reglamentario 1890/05. Sin embargo, en el caso de la matanza ocurrida el año pasado, la causa se encuentra en un limbo judicial, ya que pasó del fuero provincial al federal, por lo que se espera algún avance. Actualmente, no hay detenidos y tampoco se ha reclamado el pago de multas.

Desde el gobierno provincial pidieron a la población que denuncie el hallazgo de ejemplares de fauna silvestre heridos y los casos de caza o tenencia ilegal a través del portal de Ambiente:
www.ambiente.mendoza.gov.ar.

Según informaron desde la Secretaría de Ambiente, “la captura, tenencia ilegal y comercialización de fauna están penadas por la legislación, como también la destrucción de sus hábitats, nidos, huevos y crías”. De esta manera, el presunto infractor queda a disposición de la Justicia y podrá ser reprimido con penas de prisión. Además, las multas por este tipo de infracciones alcanzan valores de hasta $100.000 por ejemplar, según la gravedad del hecho.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.


Deja un comentario