0%
Posted inPolítica

Conmoción política por el ataque a un diputado y el asesinato de su asesor

Conmoción política por el ataque a un diputado y el asesinato de su asesor

La Policía Científica realiza peritajes en el lugar del ataque donde se produjo la balacera Fuente: LA NACION – Crédito: Fernando Massobrio

Miguel Yadón murió a causa de los disparos y el legislador radical Héctor Olivares fue gravemente herido; la investigación apunta a motivaciones personales; fuertes reacciones del Gobierno y de la oposición

Un diputado nacional fue baleado y su asesor y amigo asesinado a tiros cerca del Congreso Nacional en un crimen que, según la investigación policial, respondió a motivaciones personales y provocó una profunda conmoción en el Gobierno y en la oposición, que temieron un recrudecimiento de la violencia política en medio de la campaña.

La policía identificó a
los sospechosos del ataque, vecinos del Congreso, y anoche, al cierre de esta edición, detuvo a uno de ellos, acusado de efectuar los disparos.

Las víctimas son el diputado nacional Héctor Olivares, de 61 años, de la Unión Cívica Radical, de La Rioja, y Miguel Yadón, de 58 años, coordinador del Fondo Fiduciario del Transporte Eléctrico Federal de esa provincia, que recibieron disparos de dos personas que los esperaban en un auto mientras caminaban por la Plaza del Congreso a las 6.51. Se cree que el objetivo del ataque era Yadón y no Olivares, quien fue operado dos veces y ayer se encontraba en grave estado. Las motivaciones son de índole personal, dijeron a
LA NACION investigadores del caso que descartaron cualquier móvil político en torno al hecho.

En un principio se temió que el atentado fuera una expresión de violencia política.

Tras el ataque, el presidente Mauricio Macri dio un mensaje por los medios en el que prometió dar con los culpables e ir hasta las últimas consecuencias.

Pablo Rossini, subdirector del Hospital Ramos Mejía, indicó que Olivares se encuentra en estado crítico a raíz de las lesiones causadas por un proyectil que “ingresó por el abdomen lateral izquierdo y tuvo salida en el lateral derecho”. Su estado era crítico y anoche su vida corría riesgo.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, afirmó que el ataque fue premeditado y mafioso. En una conferencia de prensa proyectó el video de una cámara de seguridad que muestra el momento del homicidio. Allí se ve a un hombre descender de un auto junto a la vereda y efectuar disparos sobre Yadón y Olivares..

En el video se ve que Olivares alcanza a levantarse, trastabillar y bajar a la calle, mientras el auto con los atacantes continuaba estacionado junto al cordón de la vereda. El más corpulento se queda en su interior y otro más joven sale del lugar caminando. A los pocos segundos un policía se acercó y auxilió a los caídos, sin advertir que el homicida aún estaba allí.

El ataque capturó la atención de la reunión de gabinete que encabezó Macri.

La oposición se mostró preocupada por el ataque y la expresidenta Cristina Kirchner se solidarizó con la familia de las víctimas y exigió el esclarecimiento. El único que desentonó fue el piquetero kirchnerista Luis D’Elía, que dijo que el asesinato era una operación de inteligencia del Gobierno para opacar la presentación del libro de Cristina Kirchner. La policía comenzó a trabajar desde el primer momento con imágenes de las cámaras de seguridad de la ciudad y con un video de una cámara de seguridad nacional, dispuesta para la seguridad de los desplazamientos del Presidente, que captó el homicidio. Esa cámara no está monitoreada.

La calidad de las imágenes le permitió a la policía identificar a los autores de los disparos y la patente del Volkswagen Vento que usaron los homicidas. Con esos datos las autoridades realizaron un allanamiento en un garaje de avenida Mitre 1444, a pocas cuadras del lugar del atentado, en la cochera 131 del tercer subsuelo. Allí encontraron el vehículo y las imágenes de otras cámaras de seguridad que muestran a una persona que se retira con un objeto. Se sospecha que es el arma usada en el crimen.

Los peritajes determinaron que se trata de una pistola calibre 40. Se cree que el atacante efectuó al menos media docena de disparos.

El dueño del auto,
Juan Jesús Fernández, tiene registradas a su nombre cuatro armas de fuego, entre ellas una pistola calibre 40. Cuando dejó el auto en el garaje, testigos dijeron a la policía que
parecía en estado de ebriedad.

La policía detuvo ayer a la tarde a Rafael de la Santísima Trinidad Cano Carmon, de 51 años, cuñado de Fernández, uno de los hombres autorizados a manejar el vehículo que se utilizó para atacar al diputado Olivares y a Yadón.

A pedido de la fiscal Estela Andrades y por orden del juez Mariano Iturralde, quienes están a cargo de la causa, el primer domicilio allanado por los detectives de Homicidios fue el del titular del auto, ubicado en Belgrano 1735, pero estaba vacío.

Yadón y Olivares eran amigos desde la adolescencia y compartían departamentos en un mismo edificio.


Deja un comentario