Coronavirus. El Grand National se corrió en forma virtual y se recaudó una fortunaDeportes 

Coronavirus. El Grand National se corrió en forma virtual y se recaudó una fortuna


En la simulación del Grand National ganó Potters Corner Crédito: @TheVirtualGN
6 de abril de 2020  • 17:00

El

Grand National es la carrera de caballos con obstáculos más célebre del mundo

y no pudo disputarse el sábado pasado en el hipódromo de Aintree de Liverpool porque el avance del

coronavirus

obligó a cancelarla. No obstante, dado que la hípica británica puso una pausa en la competencia en medio de la pandemia,

se organizó un Grand National virtual

cargando datos y variables de cada competidor, como viene sucediendo en los últimos tres años, pero esta vez con el fin de recaudar fondos. Y se juntaron casi tres millones de euros.

Esta vez, con fines benéficos para una entidad de la salud, cobró una dimensión mucho mayor la simulación. A la misma hora que debió haberse corrido la versión real, que

sólo había sufrido cancelaciones desde 1839 durante la Primera y Segunda Guerra Mundial,

el cotejo que consta de dos vueltas completas al circuito de 3600 metros fue retransmitido por televisión durante 30 minutos. El evento -se conoció este lunes- fue seguido por una media de 4,3 millones de espectadores, con un pico de 4,8 millones, y se permitieron las apuestas y las casas de juego pagaron a los que acertaron al ganador y donaron los beneficios de las apuestas perdidas.

Big congratulations to

@CWilliamsRacing

for winning the AINTREE 2020 VIRTUAL GRAND NATIONAL with Potters Corner. Well done to

@jacktudor9

best ride I’ve seen you give one. Last year I was fortunate enough to go work for Christian, top trainer and a terrific bloke! Best experience

pic.twitter.com/kHH3Q7B1hw

&- Jacob Rule (@jaru1e)

April 6, 2020

La recaudación fue de 2,6 millones de libras (casi tres millones de euros),

un monto que podría resultar muy superior dada la posibilidad que tenían los apostadores de hacer donaciones, precisó la agencia

EFE

. Para la anécdota quedará que la victoria entre los 40 participantes fue para

Potters Corner.

En la vida real, Potters Corner está en un campo del sur de Gales esperando para la reanudación de la actividad, que aprovechó que gran parte de la población estaba en sus casas para ofrecer la prueba virtual por televisión y difundirla. “Lo más importante es que se recaudó mucho dinero y lo vio gente ajena a las carreras”, sostuvo

Christian Williams

, el entrenador del ganador de carne y hueso.

El Grand National tiene una audiencia mundial de unas 500 millones de personas y este año estaba frente a la posibilidad de un suceso sin precedente.

Tiger Roll

, que se impuso en 2018 y 2019, era el favorito para una tercera victoria consecutiva, algo que ningún caballo pudo lograr en la historia de la prueba que paraliza al Reino Unido un sábado de abril cada año. En la simulación, Tiger Roll, el caballo irlandés de 10 años, cruzó la meta en el cuarto lugar.

“No estamos tan mal. Sólo rezamos para que todos estén a salvo. Cuanto antes podamos volver a competir será mejor, pero no hay que entrar en pánico.

Si se vuelve a correr antes del 1 de julio sería brillante, pero si las cosas no están bien, no volveremos hasta entonces.

No está en nuestras manos”, agregó Williams, cuyo éxito no oficial estará entre el ramillete de anécdotas grabadas a fuego para la eternidad. Faltaron la adrenalina, las tribunas llenas y una pasión de casi dos siglos de historia. A cambio, la solidaridad ganó por varios cuerpos.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment