“La cueva del Tigre”: así es por dentro la increíble mansión de Tiger Woods en FloridaDeportes 

“La cueva del Tigre”: así es por dentro la increíble mansión de Tiger Woods en Florida


La vista aérea de la mansión de Tiger Woods, con dos sectores separados y las dos piscinas
13 de mayo de 2020  • 19:00

El tan mentado #Quedate en casa tiene tantos matices como personas poseen viviendas.

Tiger Woods

es un verdadero privilegiado si se habla de su propiedad, ya que trascurre sus días de cuarentena en una extraordinaria mansión ubicada en Jupiter Island, una de las zonas más exclusivas de Florida, en los Estados Unidos.

El ganador de 15 majors adquirió la casa en 2010 tras una etapa muy turbulenta, luego de separarse de su primera esposa, la sueca Elin Nordegren, con escándalo incluido. Ahora, a sus 44 años, el golfista atraviesa el aislamiento junto a su actual mujer, Erica Herman. Esa propiedad valuada en 54 millones de dólares les sirve como generoso cobijo, una superficie de más de 900 metros cuadrados que se divide en dos secciones, independientes una de la otra.


El muelle y las embarcaciones disponibles, otro de los atractivos de la propiedad

Fue el martes 7 de abril cuando la pareja y los hijos del astro -Sam y Charlie-

simularon “La cena de los Campeones” del Masters de Augusta en la mansión.

Incluso, Tiger comió con el saco verde puesto y disfrutó del menú que tenía pensado ofrecer a sus colegas en el postergado Major, que se disputará en noviembre: en las bandejas hubo carne con fajitas de pollo, sushi y sashimi, tortas y milkshakes. Aquel feliz momento familiar fue bien retratado en redes sociales.

Es allí, en aquel paraíso de Jupiter Island, donde Tiger sigue aislado a la espera de la reanudación del calendario de torneos del PGA Tour, en junio próximo. Uno de los mayores atractivos de la casa es el gran terreno en el que se encuentra ubicada, con una vasta vegetación y múltiples jardines. Impresionan las dos piscinas de natación (una de más de 30 metros de largo), además de las canchas de tenis y básquetbol, otras de las pasiones deportivas del californiano.


La minicancha de golf de 4 hoyos, lista para los ensayos antes de salir nuevamente al ruedo

En la parte trasera hay un par de muelles que le permiten salir directamente a navegar sin tener que abandonar la propiedad, así como una pequeña cancha de golf de 4 hoyos. Fanático como es Tiger de los ejercicios físicos, hay disponible un gimnasio completamente equipado, además de una sala de cine, teatro, sala de juegos, bodega e incluso un espacio de oxigenoterapia.

Separados de la casa principal hay otros cuatro edificios, que incluyen una casa de botes cerca de los muelles, un estudio de golf, un garaje y otra casa de huéspedes. Las formas sinuosas, tanto en muros como mobiliari,o se complementan a la perfección con otros detalles más clásicos en los textiles que ayudan a crear un espacio tan acogedor como elegante.


La particular arquitectura de la mansión del californiano, que defenderá el título del Masters en noviembre próximo

Todos los dormitorios cuentan con baño propio y muchos de ellos se disponen a lo largo de un pequeño patio interno, que le confieren un toque todavía más exclusivo. Y para dejar en claro que es uno de los golfistas más brillantes de la historia junto con Jack Nicklaus, una bandera de un hoyo es lo primero que se observa en la fachada de su casa.

No falta mucho para ver a Tiger en acción, aunque no será de manera oficial: en pareja con una leyenda del fútbol americano Peyton Manning se medirá ante Phil Mickelson y Tom Brady (otra estrella de la NFL) en un torneo de exhibición para recaudar fondos en la lucha contra el coronavirus. El reto que ya tiene nombre, lugar y fecha: Capital One’s – The Match: Champions for Charity se disputará en el Medalist Golf Club de Hobe Sound, Florida, el domingo 24 de mayo próximo.


El hogar, centro de un ámbiente cálido de la mansión de Tiger

Una de las salas de estar de la propiedad de Tiger Woods

“La cueva del Tigre”, una fortaleza de una belleza única

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment