Nosotras decidimos cuándo y con quién se meneaEspectáculos 

Nosotras decidimos cuándo y con quién se menea

“¿Cómo te llamas, baby? desde que te vi supe que eras pa’ mí, dile a tus amigas que andamo’ ready, esto lo seguimo’ en el after party”, canta Daddy Yankee en la canción “Con calma”, que fue lanzada el año pasado. Todos y todas bailamos o cantamos el tema; pero ¿cuántos prestaron atención a lo que decía la letra?

Ese ejercicio se propuso Rocío Pérez Silva, la artista argentina que analizó el tema desde una perspectiva feminista y lanzó una nueva versión, titulada “Yo decido cuando se menea”, que cosechó más de un millón de reproducciones en Facebook.

“Una madrugada estaba en Instagram viendo videos de chicas haciendo covers, y me crucé con muchos del tema de Daddy Yankee. Y algo en escuchar la letra cantada por las chicas me hizo ruido. Agarré la guitarra y cuando la busqué para ver bien qué decía no pude cantarla. ¿Es de las peores letras? No lo sé. Pero yo no pude. Y me puse a responderle”, expresó la artista, en diálogo con este medio, con respecto al nacimiento del tema.

En pleno Boedo a las 2 de la mañana la joven compuso la canción, la grabó solo por diversión y se la compartió a sus amigas: “Dudé en subirlo. Al principio la repercusión fue normal, como cualquier otro video. Al mes empezó a explotar, y recién en ese proceso de viralización empecé a tomar dimensión de lo potente que era lo que había hecho”.

Para Rocío, la música siempre fue esa chispa que la encendía y le daba luz: “Voy a ser re cliché y cursi… la música me acompaña desde muy chica y me salvó. Es la verdad”, cuenta con respecto a sus inicios.

Hace 6 años formó su primera banda con el artista Fabricio Mercado, y actualmente forma parte del grupo “La Mágica”, junto a Laura Martín, Emiliano Lamoglie, Marto y Federico Berthet.

Fue con ellos con quien creó el tema, que fue interpretado durante las diferentes movilizaciones de mujeres, lesbianas, travestis, trans, no binaries y bisexuales en las calles de todo el país. Como a muchas, siente que el feminismo cambió su vida.

Luego, sigue: “Expuso ante mí -y en mí-, cómo las estructuras patriarcales de explotación, dominación y violencias estaban de arraigadas, y me hizo cuestionarlas, enfrentarlas y poder empezar a deconstruirlas. Me hizo reconocer mis derechos denegados, y también mis privilegios adquiridos como mujer blanca, cis”.

Así el single se convirtió en una “manifestación del proceso de unión de mi mujer feminista y mi mujer artista”: “No es sólo una canción. Es un lugar de exploración y militancia. La verdad es que sigo en proceso de identificar todo lo que significa para mí”.

Foto: @laura.mastroscello

La canción fue publicada originalmente en abril del 2019, aunque el viernes pasado estrenó video oficial. De manera colaborativa, contó con la participación de mujeres de Argentina y todo Latinoamérica: Uruguay, Chile, Perú, Colombia, Brasil, México y República Dominicana.

Para eso, la cautautora convocó a través de las redes sociales a mujeres y disidencias a realizar un vídeo grabado desde sus casas: “Pensé que tendría algunos pocos videos y de golpe recibí más de 100 mails, de chicas de diferentes partes de Latinoamérica. Al final tenía 70 videos. La única premisa era mandar un video de ciertas características técnicas con lo que para cada una significa la frase ‘Yo decido cuando se menea’, que no tenía que ser específicamente menear”, explica.

Filmado íntegramente en cuarentena, en solo cuatro días alcanzó las 8.000 reproducciones. Bajo la coreografía de Tamara Cereminati, quien también editó el video con su productora The Sincro, el video cuenta con la participación de actrices como Mirta Busnelli, Cristina Tejedor, Maruja Bustamente y más. A su vez, contó con la producción de Alejandro Pugliese, Abofem Argentina, Melisa García, Melu Kaler y Alejandra San Mauro.

El contexto de aislamiento, lejos de ser un impedimiento, potenció el lanzamiento: “Hubiera podido salir después, pero no sé qué viene después de esto. Hoy ésta forma de organizarnos y encontrarnos tiene sentido, y, para mí, es muy necesaria. Desde que no puedo marchar en las calles, siento que puedo marchar haciendo red”, explica.

El día del estreno realizó una videollamada con sus amigas, donde hablaron y celebraron el tema. El apoyo no tardó en llegar, y las visitas no dejaban de crecer: “Empiezo a recibir mensajes de gente que me dice que trabajan con pibas que viven graves situaciones de abuso, intrafamiliares, psiquiatras, y que les pusieron el video y por un rato pudieron sentirse libres, representadas y empoderadas. O madres que escuchan la canción con sus hijes y de paso hablan sobre el movimiento. No sé qué más puedo pedir”.

Más allá de responderle a Daddy Yankee el tema apunta a reflexionar sobre el machismo que abunda en la industria de la música, ya sea en la falta de visibilidad de artistas mujeres y diversidades arriba y abajo del escenario como en la representatividad en las letras, y no solo en el reggaeton.

“Hay discursos con violencia clara y explícita (…) y muchas veces estas canciones están en inglés u otros idiomas y ni siquiera sabemos lo que estamos cantando y replicamos por todos lados”, analiza Rocío. 

Entre ellos, destaca: “Creo que están los más comunes que tienen que ver con la mujer como objeto de posesión, la desvalorización del ‘no’ de la mujer, el cuerpo de la mujer como provocación hacia el hombre solo por el simple hecho de existir, el discurso del hombre desinteresado que vive una vida libre y la mujer enamorada”. 

Poco a poco, el contexto está cambiando: hace algunos días atrás veíamos cómo Bad Bunny cantaba “Yo perreo sola”, en donde abogó por el empoderamiento de la mujer y apoyó la causa de “Ni una menos”. Sin embargo, no está libre de debates y de contradicciones, como también es la importancia de analizar el resto de sus canciones: “El marketing y el feminismo hoy en día están en una delgada línea, y que hay que tener en cuenta muchas cosas antes de poder considerarlo un avance”, opina.

De todas formas, la lucha por derribar el machismo en las canciones continúa. “No me llamo baby, la verdad no creo que seas pa mí, con mis amigas ya estamos ready, de acá no nos vamos que está la party”, empieza Rocío en la letra. El feminismo llegó para cambiarlo todo, y somos nosotras la que decidimos cuándo y con quién se menea.

En esta nota:

  • Yo decido cuando se menea
  • Feminismo
  • Rocío Pérez Silva

Articulos relacionados

Leave a Comment