Coronavirus. Viajes y permisos: River liberó a sus extranjeros y se despega de la idea del regreso a los entrenamientosDeportes 

Coronavirus. Viajes y permisos: River liberó a sus extranjeros y se despega de la idea del regreso a los entrenamientos


Quintero fue el último en partir: volvió a Medellín el fin de semana y ahora estará dos semanas en aislamiento en un hotel Crédito: Instagram Juanfer Quintero

Mientras la Bundesliga de Alemania ya retomó su actividad oficial y en las diferentes ligas europeas se empiezan a reactivar los entrenamientos colectivos a la espera de una fecha oficial para el regreso, en la Argentina la situación parece muy diferente. A la espera de nuevas definiciones gubernamentales sobre la cuarentena por la

pandemia de coronavirus

, la hoja de ruta de la

AFA

mantiene su planificación inicial:

los entrenamientos podrían volver entre julio y agosto y la competencia oficial recién a partir de septiembre

. Así,

River

, el primer club que le puso freno a toda su actividad a comienzos de marzo, también toma distancia de un posible regreso: liberó a sus futbolistas extranjeros para que puedan regresar a sus países.

Durante el fin de semana,

Juan Fernando Quintero

fue el último foráneo que emprendió rumbo hacia su nación:

regresó a Colombia con un vuelo privado y ahora deberá pasar 14 días en aislamiento obligatorio en Medellín

antes de poder continuar con la cuarentena junto a su familia en su hogar. Una situación similar podrían haber vivido Jorge Carrascal, Rafael Borré y Franco Armani, quienes también tienen su residencia en Colombia, pero prefirieron quedarse en la Argentina ante la imposibilidad de usar un avión comercial y frente a las normas que se debían cumplir al llegar.

El caso de Juanfer se suma al de

Robert Rojas

, quien en los últimos días pudo volver a Paraguay por vía terrestre y ahora se encuentra en Asunción realizando el aislamiento obligatorio en un hotel antes de poder emprender su camino hacia Concepción, su ciudad de origen ubicada a 400 kilómetros de la capital.

El defensor paraguayo tardó alrededor de 15 horas en llegar a su país en auto

y no fue el único jugador que pudo volver con su familia: a través de la ayuda de la Asociación Paraguaya de Fútbol, fueron 11 autos los que salieron el fin de semana y, junto con el Sicario, también regresaron Junior Alonso (Boca), Antony Silva (Huracán), Adam Bareiro (San Lorenzo), Víctor Ayala (Gimnasia), Gabriel Ávalos (Patronato) y Marcelo Estigarribia (Colón).

En River, ya había otros dos casos de extranjeros liberados: el uruguayo

Nicolás De La Cruz regresó a Montevideo inmediatemente después de que se inició la cuarentena en la Argentina

y se encuentra allí junto a su pareja Vanesa Britos y sus dos hijas; y

el chileno Paulo Díaz se fue hacia Santiago de Chile a mediados de abril en un vuelo sanitario de repatriación

tras conseguir los permisos y se reencontró su novia Fernanda y su pequeño hijo Agustín, quienes habían partido antes del inicio del aislamiento en la Argentina.

Al mismo tiempo, diversos jugadores argentinos han decidido regresar a sus pueblos natales para afrontar la cuarentena cerca de sus seres queridos: Ignacio Scocco está en Hughes, Leonardo Ponzio en Las Rosas y Matías Suárez en Córdoba, entre otros. La idea está clara: hasta que no haya certezas en el calendario y protocolos de seguridad definidos, todo se mantendrá como está.

Según pudo saber

LA NACION

, todos los jugadores se encuentran activos y realizando los entrenamientos diarios que el cuerpo técnico de Marcelo Gallardo diseñó para mantener las capacidades físicas (fuerza, velocidad, resistencia y flexibilidad). Así, cada semana, los jugadores reciben un plan y se realizan comunicaciones diarias para mantener un seguimiento activo. Además, cada uno de los preparadores físicos tiene un grupo a cargo, los futbolistas deben hacer devoluciones y, a través del GPS que utilizan, se registra la sesión y se “linkean” los resultados para evaluar volumen, intensidad y respuesta de la frecuencia cardíaca.

La decisión potencia una idea: no hay apuros para regresar

River fue el primer equipo que le puso pausa a su vida habitual por la pandemia: el viernes 13 de marzo, el club decidió cerrar sus puertas y no se presentó a jugar la Copa Superliga, lo que desató un sinfín de opiniones cruzadas en el fútbol argentino. Hoy, ante la crisis sanitaria que atraviesa el país, en Núñez sostienen que la decisión fue acertada y haber liberado a sus extranjeros potencia su idea a futuro de regresar únicamente cuando las condiciones permitan minimizar al máximo los riesgos.

“Para volver a entrenar necesitamos que los especialistas nos aseguren que no existe riesgo de contagio, no sólo por los jugadores sino especialmente por sus familiares. Nosotros fuimos los primeros y el tiempo tiempo nos dio la razón”, aseveró Rodolfo D’Onofrio hace días en Radio La Red. “No podemos usar los testeos rápidos en el fútbol si no los tenemos para los barrios carenciados. Sí podemos empezar a pensar en protocolo para los entrenamientos en el marco de lo que digan las autoridades”.

Además, el presidente millonario planteó: “De qué sirve que vuelvan a entrenar si luego deben volver a la vida social de sus familias y sus cosas con las posibilidades de un contagio que vuelva todo irá atrás; hay que ser cuidadosos y, si aplaudimos a nuestros especialistas, hay que hacer lo que ellos digan. Hoy por hoy el fútbol no es una prioridad. El afán y el esfuerzo tiene que estar puesto en ayudar en el comercio y en la economía y en cuidar la salud de la gente. Los clubes son muy importantes pero hay que seguir las instrucciones de los especialistas”.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment