Coronavirus en la Argentina I Todos los institutos de menores porteños tienen casos positivosSociedad 

Coronavirus en la Argentina I Todos los institutos de menores porteños tienen casos positivos

El penal de Devoto puso de manifiesto las condiciones de hacinamiento y falta de higiene en las penitenciarías. Pero en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los Institutos de Menores también generan preocupación entre las autoridades sanitarias. En los tres que hay, y en el Centro de Admisión y Derivación (CAD), se registraron casos positivos de coronavirus, tanto en internos como en el personal, y hay al menos 42 personas aisladas.

Entre los infectados, hay un chico de 16 años, dos enfermeras y un agente de seguridad. Y por haber estado en contacto estrecho con ellos debieron aislar a dos menores de edad.

El primer caso fue reportado durante los primeros días de mayo en Flores, dentro del Instituto San Martín, donde una de las enfermeras del personal dio positivo. La mujer había estado en contacto con otros compañeros y con uno de los chicos, por lo que todos fueron aislados.

En el Instituto Agote, en Balvanera, también dio positivo de COVID-19 una enfermera. El caso se reportó la semana pasada y al no haber tenido contacto estrecho con nadie se le pidió que se quedara en su casa.

El tercer contagio se dio en el Instituto Belgrano, en Palermo, pero en esta oportunidad el infectado fue un agente de seguridad. Aquí, además de miembros del personal también tuvo que ser aislado uno de los internos.

Pero, fuera de los institutos, en el Centro de Admisión y Derivación (CAD), que funciona donde antes estaba el Instituto Inchausti, en Once, hubo un cuarto caso que corresponde a un joven de 16 años. Había sido detenido el martes pasado porque estaba en la calle y no cumplía con la cuarentena. Al averiguar sus antecedentes se supo que tenía una rebeldía dictada por un Tribunal Oral de Menores. Por eso, se lo trasladó a esta dependencia, donde los chicos van a la espera de la decisión judicial respecto a si son trasladados a un instituto o vuelven a sus hogares.

La Justicia determinó que sea ingresado en el Agote pero antes de derivarlo se le realizó un testeo de coronavirus para evitar una posible propagación dentro del instituto. El resultado dio positivo de COVID-19 y fue trasladado al Hospital Álvarez, de Flores, para cumplir con el aislamiento. Aunque, por estar asintomático, podría ser llevado a un hotel de la Ciudad.

En diálogo con TN.com.ar, la titular de la Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes Marisa Graham se mostró preocupada por la falta de un espacio de transición en el CAD, destinado a evitar la propagación del virus dentro de este establecimiento.

Según contó, este centro tiene mucha rotación de personas y “el personal no contaba con elementos de protección” como barbijos, guantes de látex, entre otros. Luego del caso positivo, se procedió a la desinfección del lugar pero esta semana ya reabrió sus puertas.

“Es importante que este lugar que es de alta circulación de gente tenga un espacio para limpiarse los zapatos con lavandina, sacarse el barbijo que traen de la calle y ponerse uno limpio o tener a disposición guantes”, destacó Graham y detalló que a diario ingresan muchos chicos en situación de calle y policías, por lo que sería importante que contaran con un termómetro para poder tomarles la fiebre.

Los tres institutos de menores de la Ciudad y el Centro de Admisión y Derivación informaron casos positivos de coronavirus, entre ellos un menor de edad (Foto: Gentileza CIJ)

Por los cuatro casos positivos hubo 54 trabajadores y dos jóvenes que fueron aislados. Graham advirtió sobre tres personas más aisladas en la residencia de libertad semicondicional Almafuerte.

Frente a este dato, desde el Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Ciudad (CDNNA), a cargo de Karina Leguizamón, le contaron a TN.com.ar que el caso de esta residencia es una mujer que estuvo en contacto estrecho con un caso positivo, pero que se contagió fuera de la institución. “Se testearon a tres chicos que dieron negativo”, subrayó.

Deberían testear a toda la población tanto en institutos como en residencias”, insistió la Defensora. Entre los tres centros hay alojados 39 chicos y chicas, ya que el San Martín es mixto. Y la residencia Juana Azurduy, que es de mujeres, actualmente no tiene a ninguna persona institucionalizada.

Fuentes de prensa del CDNNA porteño contaron que, salvo el joven internado en el Álvarez, los otros tres positivos se encuentran en sus casas y que son todos asintomáticos. Además, de los 42 aislados la mayoría está en su domicilio o en hoteles, salvo los dos que están en las áreas determinadas dentro de las instituciones.

El ministerio de Salud destinó dos infectólogos que trabajan junto al Consejo para intervenir cada vez que se activa el protocolo en estas instituciones cerradas, evaluar la situación y determinar los pasos a seguir”, contaron desde el consejo.

Desde marzo, la Dirección General de Responsabilidad Penal Juvenil (DGRPJ) elaboró un protocolo de actuación frente a la COVID-19 que fue aprobado mediante la Resolución 450 el 17 de abril de 2020. En el mismo se ordena contar con un lugar de aislamiento para casos sospechosos o positivos, profundizar la higiene, rever el cronograma de turnos para evitar la rotación constante de personal, entre otros puntos.

Desde la Comisión de Seguimiento del Tratamiento Institucional de Niñas, Niños y Adolescentes, María Morabito confirmó a TN.com.ar que, pese a que las instituciones cuentan con un protocolo que indica cómo actuar frente a casos positivos o sospechosos, deben informar al ministerio de Salud porteño y éste interviene para hacer el reconocimiento de los casos, las derivaciones y el mapa de contactos estrechos.

Esta semana, la Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes solicitó un informe a la Ciudad de Buenos Aires para evaluar cómo se está aplicando este protocolo y si se le está entregando al personal los elementos de protección necesarios, como barbijos, máscaras, alcohol, guantes y con qué frecuencia. Además pidió detalles sobre si existen espacios para aislamiento y para la transición de entrada y salida de personas, entre otros ítems.

Sobre estas consultas, desde la Comisión de Seguimiento reconocieron que se está trabajando para que el personal tenga la menor rotación posible y que los trabajadores se cambian de ropa antes de ingresar a las instituciones. Además, que en todos los centros hay espacios destinados para el aislamiento.

En relación al uso de barbijos, desde el Consejo porteño explicaron: “Con los barbijos hay un problema, porque dentro de los espacios cerrados no es una obligación pero sí hay una recomendación para que los usen”.

Finalmente, Graham reveló que los trabajadores del instituto Belgrano que se encuentran aislados, están denunciando que recibieron llamados para volver a trabajar y que no quieren hacerlo porque tienen miedo. Ante esta situación, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (A.P.D.H) va a presentar un amparo en las próximas horas.

Al ser consultados por TN.com.ar desde el Consejo porteño explicaron: “Los trabajadores aislados no fueron llamados a retomar sus funciones sino aquellos que no configuraron caso sospechoso, a criterio del ministerio de Salud, son los que deben seguir prestando servicio”.

Coronavirus: cuáles son los síntomas y cómo prevenir el contagio

(Foto: Infografía TN Web)

Articulos relacionados

Leave a Comment