Para el Gobierno, la caída industrial se modera en mayoEconomía 

Para el Gobierno, la caída industrial se modera en mayo

Después de un abril con caídas históricas en muchos sectores, la actividad industrial comenzó a repuntar en mayo. Según datos del Gobierno, dos terceras partes de los empleados registrados ya pueden volver a la actividad. La demanda eléctrica, que suele ser un indicador del comportamiento fabril, está mejorando y se acerca a un 25% por debajo de los niveles prepandemia.

En abril, el total de las industrias estaba un 53% por debajo de la prepandemia en consumo eléctrico. En mayo, al menos desde el 11 en adelante, la caída es del 28,8%. Si bien sigue siendo importante, es una señal que alguna fábricas se reactivaron.

La industria de la construcción, textil, productos metalmecánicos que no son para autos pasaron un abril sin precedentes. Todos están experimentando mejorías en mayo. Construcción era el sector más golpeado, con un 93,7% de caída, según los datos de Cammesa, la empresa mayorista del sistema eléctrico. En mayo, su menor consumo es de 32% con respecto a marzo.

Los funcionarios del Ministerio de Desarrollo Productivo y los análisis del Centro de Estudios de la Producción, que dependen de esa cartera, toman los datos de Cammesa para ir viendo los niveles de actividad.

Los productos metálicos no para automotores estaban 80% abajo en abril. Ahora, siguen con un 40% de dismunición. La industria textil, que se demandó 84% menos electricidad en abril, ahora está con un retroceso de 38,8%. Y la industria automotriz, con su esperado regreso, hace sentir su impacto. En abril estaba con tres cuartos menos demanda que en marzo (76,5%), mientras que en mayo está a la mitad (50,8%).

Los derivados de petróleo, madera-papel y químicos están entre un 16% y 23% abajo de los días precuarentena. Son niveles parecidos a los de abril, donde habían retrocedido, pero menos que el resto.

Aunque el Gobierno cree que las ventas de los supermercados mejoraron un 12%, hay algunas luces amarillas en la demanda de electricidad de las industrias denominadas esenciales, es decir productoras de alimentos, bebidas, artículos de limpieza y tocador, higiene y medicamentos.

La industria de la alimentación y consumo masivo casi no tuvo impacto negativo en abril. Apenas disminuyó en un 1% en la electricidad que piden. En mayo, están un 15,8% por debajo de marzo. En comercios, la caída es más fuerte. En abril, requerían 40% menos electricidad que antes de la cuarentena. En mayo, se fueron al 60%.

Aluar es el mayor consumidor industrial de energía eléctrica. Por eso, se la mide aparte. En los primeros días de mayo, tuvo una baja relativa en su demanda. Sin embargo, en Cammesa no lo atribuyen  a menor actividad, sino a un aumento de su autogeneración, es decir la generación interna de sus plantas. “La demanda bruta total (sin descuento de autogeneración térmica) de Aluar) cayó del orden de un 40% (similar al resto de la metalmecánica)”, aclara Cammesa.

El sector de servicios públicos y transporte estaba con un negativo de 13,5% en abril y subió a 15,8% en mayo.

La extracción de petróleo estaba 2% abajo (siempre en consumo eléctrico) en abril y se fue a 12% en mayo. La extracción de minerales subió: de un 38% negativo en abril a 16,9% en mayo. De todas formas, como la actividad petrolera demanda casi 10 veces más electricidad que la minera, el promedio de estas industrias extractivas sube. Juntas, estaban un 5,5% por debajo de la precuarentena en abril y en mayo escalan a 12,8%.

La demanda residencial se encuentra estable. Sube en los días de picos de temperatura, o mayor sensación térmica. La actividad por la mañana disminuye, “produciendo un apagado similar al día domingo”, según Cammesa. “El pico nocturno se adelanta aproximadamente media hora por la actividad hogareña y se extiende por mayor tiempo”, agregan.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment