NASA y SpaceX: los dos inusuales objetos que deberá traer a tierra la Crew DragonTecnología 

NASA y SpaceX: los dos inusuales objetos que deberá traer a tierra la Crew Dragon


31 de mayo de 2020  • 10:01

Si todo sale bien, hoy a las 11.30 los astronautas

Bob Behnken

y

Doug Hurley

habrán

acoplado a la Estación Espacial Internacional su nave

Endeavour

, el nombre con el que bautizaron a la cápsula

Crew Dragon

en la que despegaron ayer,

propulsados por un cohete Falcon 9 de SpaceX

. Se llama Endeavour, como el

transbordador espacial

en el que ambos volaron (en diferentes misiones) hace algo más de diez años, también con rumbo a la

Estación Espacial Internacional

.

Hurley y Behnken pasarán una buena temporada en el espacio: entre uno y tres meses, dependiendo de qué tareas terminen haciendo y qué pruebas adicionales se hagan a la cápsula Crew Dragon. Como máximo, 110 días.

A su vuelta, en la misma cápsula que los llevó hasta allí, deberán llevar a casa dos objetos muy particulares: uno es

el peluche Ziggy

, que llegó a la Estación Espacial Internacional en marzo de 2019 a bordo del primer vuelo de la Crew Dragon (en ese entonces, sin tripulantes). Además de ser un regalo simpático para los astronautas que estaban entonces en la Estación, sirvió para medir, de forma visual, la microgravedad en la cabina de la cápsula Crew Dragon.

En este segundo vuelo, ayer,

el protagonista fue un dinosaurio de peluche

; no está claro si regresará a la Tierra lo antes posible o si pasará un tiempo más prolongado en la EEI. Tanto Doug Hurley como Bob Behnken están casados con astronautas, y ambos tienen hijos amantes de los dinosaurios; en elegido por ambas familias para acompañar a sus padres fue Tremor.

* two children.I got tripped up by the “we both have two boys” as two each, not two total.&- Mika McKinnon (@mikamckinnon)

May 30, 2020

En lo que refiere a peluches, no obstante, el premio se lo lleva Karen Nyberg, la astronauta casada con Doug Hurley, que también pasó por la Estación Espacial en 2008 y 2013, y usó partes de una remera y de estuches de comida para hacerle, en órbita, un peluche a su hijo.

NASA astronaut Karen Nyberg, (DM-2 Astronaut Doug Hurley’s wife), Expedition 37 flight engineer, made this stuffed dinosaur toy aboard the International Space Station, using scraps of food-packaging liners and a T-shirt. She sent images of it to her young son on Sept. 22, 2013.

pic.twitter.com/YqI8XsqmWi

&- Meghan Woodcock (@NASAWonderWoman)

May 29, 2020

La esposa de Bob Behnken es Katherine Megan McArthur, y como astronauta fue la encargada de los ajustes finales del telescopio Hubble y es considerada la persona que lo tocó por última vez.

Capturar la bandera

El otro objeto es una bandera estadounidense, que tiene un significado muy particular: estuvo a bordo del primer transbordador espacial y del último (el STS-135, que también viajó a la Estación Espacial Internacional)

La idea, explicó en una entrevista Doug Hurley (que fue quien la dejó allí en la STS-135, y será ahora quien la recupere) era que estuviera allí hasta que fuera recuperada por una misión de nuevo formato que despegara del Kennedy Space Center; cuando voló esa misión ya sabía que era la última del trasbordador espacial.


La bandera que viajó en la primera y en la última misión del transbordador espacial, y que traerá a la Tierra la nave Crew Dragon

“Será una suerte de “capturar-la-bandera” para los vuelos espaciales comerciales”, explicó en 2011 el entonces presidente Barack Obama, “así que mucha suerte a quien capture la bandera”. Por ese entonces los cálculos eran que vuelos espaciales de compañías privadas llegarían en poco tiempo, y que la NASA no sufriría un interregno de casi diez años, volando sus astronautas en naves Soyuz rusas hasta el despegue de ayer, el primero en 9 años hecho en suelo estadounidense con una nave fabricada en ese país.

Así que la bandera tiene, para la NASA, un signficado muy particular. Aumentado, además, porque conforme pasaron los años alguien, entre 2014 y 2015, guardó la bandera en la Estación Espacial Internacional (que, como su nombre lo indica, es un espacio compartido por múltiples naciones) y la perdió de vista.

Casi un lustro después notaron su ausencia, y debieron apelar a la excelente memoria del astronauta Butch Wilmore, que desde la Tierra pudo indicarle a la tripulación en la Estación dónde la había guardado unos años antes en su paso por el espacio.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Articulos relacionados

Leave a Comment