Coronavirus en la Argentina: Horacio Rodríguez Larreta evalúa autorizar nuevas aperturasPolítica 

Coronavirus en la Argentina: Horacio Rodríguez Larreta evalúa autorizar nuevas aperturas


El Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta Fuente: Archivo

La ciudad observa un amesetamiento de los casos; preocupación por los geriátricos

Cuando faltan días para que culmine

una nueva etapa de la cuarentena,

el gobierno porteño no contempla -salvo que la situación epidemiológica “se descontrole”- la posibilidad de retroceder de fase en la lucha contra

la expansión del


coronavirus.

Todo lo contrario: preocupado por la creciente “angustia” de la sociedad, expresada en recientes protestas que incluyeron duras críticas a su gestión,

Horacio Rodríguez Larreta

revisa con su mesa chica los listados de actividades que

podrían ser autorizadas a partir del lunes,

aun con el pico de contagios a la vuelta de la esquina.

“No tenemos nada definido. Tenemos cinco días para ver y analizar la curva y su dimensión”, afirmaron cerca del jefe de gobierno porteño, sin dar por cerrada ninguna hipótesis. De todos modos, la posición mayoritaria era hasta ayer casi la contraria a la bonaerense, que analiza reforzar controles, temiendo un desborde sanitario. “Creemos que hay margen para buscar espacios de mayor apertura”, afirmó a LA NACION otro alto funcionario porteño.

Desde el gobierno porteño elogian “el comportamiento de la gente” en el respeto de la cuarentena, aun cuando reconocen que “se ve más movimiento” en las calles luego de las autorizaciones a comercios y salidas recreativas para niños otorgadas hace tres semanas, morigeradas el fin de semana pasado.

Condicionan una nueva apertura a un hipotético aumento geométrico de casos en villas y geriátricos, que hoy no vislumbran en el horizonte inmediato. “Vemos que los casos en la ciudad están en relativo amesetamiento”, indicaron, para ampliar: “Estamos estudiando autorizar actividades de bajo riesgo sanitario, siempre con los protocolos correspondientes. Lo conversaremos con Nación y provincia antes de tomar una decisión”.

Si bien consideraron “exagerada” la frase del ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán -que anteayer habló de “pilas de cadáveres” si se abandonaba el aislamiento-, en la ciudad acuerdan en que el pico de casos está “por llegar” y que no es conveniente relajarse.

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, cree que la cantidad de contagios está “dentro de lo esperado”, al igual que las muertes. Supone que a partir del “pico” de casos, que llegaría en diez días, habrá que contar un mes más para que la cifra de infectados y fallecidos comience a bajar definitivamente. Rodríguez Larreta apuesta a mantener “controlados” los geriátricos y el funcionamiento de las 50 postas sanitarias en cinco barrios vulnerables, donde se trabaja en conjunto con el plan Detectar del Ministerio de Salud, para la detección rápida y el aislamiento de los casos confirmados.

El consenso entre Rodríguez Larreta y sus ministros es que “algo más hay que ir autorizando” para evitar que aumente el descontento social, expresado en las protestas en el Obelisco y las que circulan vía redes sociales. “Entendemos que la gente está angustiada y tiene derecho a protestar. Lo más importante es que se cuiden, preservar la vida. Veremos cómo sumamos actividades”, había anticipado a LA NACION el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli.

Nadie quiere arriesgar qué actividades volverían a autorizarse, pero desde Parque Patricios afirman que “todo está en revisión” y que el guiño a los porteños (que votan mayoritariamente a Pro desde 2007) se notará a partir del lunes.

ADEMÁS

Articulos relacionados

Leave a Comment