Deuda: el Gobierno busca arreglar con BlackRock, pero no descarta un cierre parcial del canjeEconomía 

Deuda: el Gobierno busca arreglar con BlackRock, pero no descarta un cierre parcial del canje

El Gobierno oficializó ayer la presentación de la oferta de canje de deuda ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés), por lo que abrió el período de aceptación por parte de los bonistas.

El plazo que da para definir la aceptación de los nuevos términos que ofrece, con una propuesta que llega a los 53,3 dólares de valor (para los que la acepten, según la “zanahoria” que incorporó el equipo de Martín Guzmán) y de 52,2 dólares para los que son arrastrados a ingresar por las mayorías, expira el martes 4 de agosto.

El viernes 7 del próximo mes darán a conocer los resultados, según el cronograma establecido que se formalizó ayer, fecha para la cual el Gobierno apuesta a conseguir al menos el 50% de adhesión ya que, de otra manera, la oferta no tendrá validez (ver nota aparte).

El propio ministro sostuvo en un cable de Télam que se definió “una participación mínima de adhesión y si la mitad de los acreedores no acepta la oferta, entonces, la oferta queda caduca”. Los detalles aún generan dudas e interrogantes entre los expertos.

Las declaraciones del ministro de ayer llegaron un día después de que se diera a conocer la nueva oferta de canje y que algunos fondos, como GramercyFintech y Pimco, mostraron su apoyo (además de varios ex ministros de Economía y Finanzas).

En una entrevista en Radio con Vos, Guzmán admitió ayer que el objetivo es lograr un acuerdo con el grupo BlackRock, el más reacio a aceptar las condiciones de renegociación que ofrece Argentina, aunque sabe que se tomarán unos días para responder.

Mirá también

“Esperamos que en los próximos días haya un comunicado en contra y después se tomen un tiempo para decidir. Hicimos el máximo esfuerzo dentro de lo que podemos cumplir. Si no pudiéramos cumplir no tendría sentido. Con ese sector existió diálogo pero no nos pusimos de acuerdo. Nuestra intención es ponernos de acuerdo con BlackRock, no queremos confrontar”, expresó.

El ministro explicó los detalles y la letra chica de la propuesta. “Hay dos tipos de contratos generales. Dos grupos de deuda: 2005 y 2016. Para 2016, lo que hay es que se requiere que el 66% de todos acepten, más la mitad de cada bono. Con eso se cumple con las CAC (cláusulas de acción colectiva). Argentina está considerando la posibilidad de no resolver todo sino una buena parte. Estamos considerando la posibilidad de cerrar con una parte arreglada; sin llegar a las mayorías para cerrar 100% de la deuda”. Así quedaría una parte reestructurada, agregó el ministro. “Consideramos tomar esto porque ya sería un avance”.

Reconoció que la negociación es compleja pero mostró optimismo cuando dijo que “con esta nueva oferta se cierra”. Resaltó además que el Gobierno logró el aval de “un número de acreedores” con los que “hubo un diálogo constructivo”, pero advirtió que hay un grupo de inversores muy importante con el que no y en un momento dejaron de negociar, plantándose en una situación que Argentina no podía sostener”.

Algunas horas más tarde, Guzmán participó en una conferencia virtual organizada por la Universidad de Oxford, en la que también disertaron la economista jefe del FMI, Gita Gopinath, y la vicepresidente y economista jefe del Banco Mundial, Carmen Reinhart.

En ese momento reconoció que “llevará tiempo a la Argentina recuperar el acceso a los mercados” y que una una exitosa reestructuración de la deuda ayudará, pero no será suficiente.

“La reestructuración de la deuda se basa en la presunción de que lleva tiempo recuperar la confianza. Una reestructuración de la deuda llevada a cabo con éxito sería de gran ayuda, profundizaría el desarrollo del mercado local de deuda”, sostuvo Guzmán.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment