Ringo Starr cumple 80 años: el baterista más famoso y más simpáticoEspectáculos 

Ringo Starr cumple 80 años: el baterista más famoso y más simpático

Fue el último en entrar al grupo y el primero en irse. Quizás “el patito feo” de Los Beatles​, la vida la dio revancha y él asegura ser un hombre feliz. Este martes 7 de julio, Ringo Starr cumple 80 años.

En sus cuentas de Twitter (@ringostarrmusic, con tiene 1,9 millones de seguidores) e Instagram (@ringostarrmusic, con 848 mil), todos sus posteos los cierra con la frase “peace&love (paz y amor)”. “Estoy contento de haber nacido y de estar aquí”, asegura.

Por culpa del encierro al que obliga la pandemia de coronavirus, este año Ringo no podrá seguir adelante con la tradición que inició hace más de una década, de festejar su cumpleaños en algún lugar del mundo para promover la paz. En la Argentina sopló las velitas cuando cumplió 77, en una de las cuatro veces que estuvo de gira en el país con su All Starr Band. En 2011 fue la primera y luego regresó en 2013, 2015 y 2017.

Pero aún así, habrá festejo: será por streaming y podrá verse en su canal oficial de YouTube (en la Argentina será a las 21). Participarán, entre otros, Paul McCartney​, Sheryl Crow, Ben Harper, Sheila E., Joe Walsh, Gary Clark Jr. y, dato curioso, la Orquesta Escuela de Chascomús, con la que Ringo tiene un vínculo desde el 2017, y por lo cual los invitó a sumarse, durante tres minutos, vía Zoom.

Richard Starkey nació en Liverpool, Inglaterra, el 7 de julio de 1940, en plena Segunda Guerra Mundial, tres meses y dos días antes que John Lennon​, uno de sus futuros compañeros de ruta en la banda de rock más famosa de todos los tiempos.

El seudónimo Ringo Starr llegó con los años: el nombre viene de la cantidad de anillos que usaba (rings, en inglés) aunque él también aseguró que lo había elegido porque “es nombre de perro y los perros me gustan”. El apellido surge de la abreviatura del suyo y la palabra estrella en inglés (star).

Ringo tuvo una infancia difícil. Con un padre ausente, a los seis años estuvo en coma durante dos meses por una peritonitis y a los 13, por una pleuresía, volvió a estar internado durante dos años en un hospital.

El estar alejado de la escuela, le impidió tener una educación formal, pero a cambio aprendió a tocar la batería en las clases de música mientras estaba internado. Y su padrastro le regaló una, de segunda mano, cuando fue dado de alta. El set de batería era para diestros y Ringo es zurdo, lo que derivó en su particular estilo de interpretar. 

Antes de dedicarse por completo a la música, Ringo trabajó como mensajero para los ferrocarriles británicos, como mozo en un ferry y como aprendiz de ensamblador en una compañía mecánica.

En 1960, formaba parte del grupo Rory Storm and the Hurricanes, por entonces súper popular en Liverpool. En un concierto en Hamburgo, Alemania, se cruzó con otra banda, The Beatles, que tenía como miembros a John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Pete Best, en la batería. Se hicieron amigos.

Después de suplantar a Best varias veces, en 1962, John, Paul y George decidieron echar a Pete Best y llamar a Ringo, enganchados por su carisma y simpatía. Starr aceptó aceptó con la idea de ahorrar para abrir una peluquería, poco confiado en su talento como baterista y sin imaginar todo lo que vendría después.

Mirá también

“Ringo era un gran baterista. No se destacaba desde lo técnico, pero siempre fue excelente“, dijo alguna vez George Harrison​. Algo que confirmó Paul McCartney: “Recién cuando hicimos el primer show en The Cavern con Ringo, en 1962, fuimos una verdadera banda. Si Ringo estaba, sabías que todo iba a salir bien”, aseguró. El solo de batería del tema The End, (del álbum Abbey Road) Starr lo hizo en una sola toma.

“Me gustó mucho vivir los ’60, cuando nació el mensaje de paz y amor. Los Beatles encajaron perfecto con eso”, contó alguna vez el baterista, que asegura que su tema preferido de la banda no es uno de los tantos hits archifamosos sino otra canción de perfil más bajo, Rain.

De los cuatro Beatles, Ringo es el que menos compuso y el que menos cantó. En With a Little Help of my Friends, donde aparece su voz, apelando a su sentido del humor la letra dice: “¿Qué harías si desentono al cantar?”Su punto fuerte dentro del cuarteto era el histrionismo que sacaba a relucir en las entrevistas y en las películas, donde brillaba siempre como el más divertido.

Beatles versión 1969. Ringo Starr, Paul McCartney, George Harrison y John Lennon (Foto: Reuters)

Uno de sus temas más conocidos, Octopus’s Garden nació en un impasse poco antes de la separación de la banda. En medio de una grabación, harto de los roces y las peleas, Ringo pegó un portazo y se fue. Desesperados por su ausencia, los otros tres le pidieron que volviera, pero Ringo estaba navegando en el yate privado del actor Peter Sellers, por el Mediterráneo.

Fue ahí, frente a las costas de Cerdeña, que un pulpo servido en un almuerzo y algunas peculiaridades de este animal que le contaron, lo inspiraron para componer su canción. Terminó el paseo, hicieron las paces y el grupo tenía tema nuevo. No obstante, si se trata del Top 3 de las canciones más populares a las que les puso su voz, Yellow Submarine sin duda pica en punta.

Mientras existieron Los Beatles y también cuando se separaron, Ringo fue el único que mantuvo una buena relación con todos.”No hay que disimular las peleas entre hermanos, aunque son las peores, las más cruentas. Pero también las más fáciles para reconciliarse. Y nosotros fuimos cuatro hermanos“, aseguró.

En los ’90, cuando la vida como parte de la banda más icónica de la historia ya había quedado muy atrás, y uno de ellos ya no estaba más, Ringo recordó que ser un Beatle era algo que sólo pudieron saber ellos cuatro. “Somos los únicos que nos conocemos. Ellos dos son los únicos que no me miran como a un Beatle, sino como a Ringo y, yo soy el único que los miro solo como George y Paul”.

En los ’70, cuando cada uno armó su propio camino, Ringo, además de editar algunos discos solistas, tuvo un paso por el cine donde fue elogiado por su talento como actor. Filmó unas cuantas películas y varias publicidades, incluso una en Japón.

Mirá también

Pero el afable Ringo también pasó por una etapa oscura, marcada por las drogas y el alcohol, en los ’80. “Fue un período de amargura. Hubo años enteros de los que no me acuerdo nada. Podría haberme muerto en cualquier momento“, aseguró. Llegó a raparse la cabeza y las cejas, las ventas de sus discos cayeron y tampoco aparecían ofertas para actuar. 

En 1988 decidió internarse para un proceso de rehabilitación junto a su segunda esposa, la actriz Barbara Bach y, ya recuperado, volvió a trabajar. Además, se hizo vegetariano, igual que Paul McCartney.

Unos años antes, había enfrentado uno de los momentos más duros de su vida cuando, el 8 de diciembre de 1980, su amigo y hermano de la vida, John Lennon fue asesinado en Nueva York. La relación de Ringo con Yoko Ono, por entonces la cuestionada esposa de John, siempre fue la más amable de todos los integrantes del grupo y por eso él fue el primero en enterarse.

Desde las Bahamas, donde se encontraba, primero llamó a Cynthia, la primera mujer de John, y a Julian, el hijo mayor del músico. Después voló a Nueva York a consolar a Yoko y a Sean, el hijo menor, con quien pasó toda una tarde jugando mientras lo invadía la tristeza.

La relación sigue hasta hoy y hace dos años, cuando Yoko recreó frente al Ayuntamiento de la ciudad de Nueva York, la famosa “cama de la paz” que había representado con John Lennon casi 50 años antes, lo hizo acompañada por Ringo y el actor Jeff Bridges.

Para ser una estrella de rock, la vida sentimental de Ringo no tuvo demasiados altibajos. En 1965 se casó con Maureen Cox con quien tuvo tres hijos: Zak (baterista de The Who y de la actual banda de su padre), Jason y Lee. Estuvieron diez años juntos hasta su divorcio. Y en 1980, durante la filmación de la película El cavernícola, con Peter Sellers, Ringo conoció a Barbara Bach, modelo y ex chica Bond, con quien sigue casado hasta hoy.

Además de dedicarse a acciones benéficas, Ringo sigue haciendo giras por el mundo junto a su banda la Ringo Starr and His All Stars Band. Y no tiene problema en cantar todos los temas de Los Beatles que le pide el público, además de sus temas y de los de sus invitados, siempre famosos.

Con una sonrisa optimista siempre presente, a Ringo lo asusta la edad. “¡Voy a tener 80 años!”, dijo. “No puedo esconder mi cumpleaños. Todos saben cuándo nací y saben exactamente cuán viejo soy. Eso no me avergüenza”, aseguró. “Cuando era un adolescente pensaba que habría que fusilar a todos los mayores de 60 porque eran inútiles y cuando cumplí 40, mi madre me dijo: ‘Hijo, supongo que ya no piensas así’“, confesó.

Siempre involucrado en la lucha por la igualdad, desde su Twitter apoyó, al igual que Paul McCartney, las protestas contra el racismo que comenzaron en todo el mundo luego del asesinato de George Floyd​ por parte de un policía.

Como dice mi hermano Paul, Los Beatles siempre defendieron la igualdad de derechos y la justicia y desde entonces nunca he dejado de trabajar por la paz y el amor.#blacklivesmatter (las vidas negras valen) ,#peaceispossible (la paz es posible)”, escribió hace pocas semanas en su Twitter. “Envío mi pacífico, amoroso y constante apoyo a todos los que marchan y defienden la justicia por un mundo mejor”. 

Nombrado Caballero del Imperio Británico hace dos años, el corazón de Ringo también tiene lugar para otra de sus pasiones: el fútbol. El ex beatle, felicitó públicamente a su equipo, el Liverpool, que se coronó campeón de la liga inglesa hace 15 días. Y por supuesto, también le mandó “paz y amor”.

Mirá también

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment