De goleador a representanteDeportes 

De goleador a representante

Leonardo Secondi fue el capitán y goleador del Bocale Calcio hasta el pasado 1º de marzo. Ese día se jugó la última fecha de la Eccellenza, la liga regional de fútbol más importante de Italia, antes de que la competencia fuera cancelada por la pandemia.

“Leo” tiene 32 años, es cordobés y lleva más de una década viviendo en Reggio Calabria y jugando en los torneos del ascenso. Sus inicios fueron en Deportivo Lasallano y en su legajo también figuran breves pasos por Talleres y Unión de Santa Fe. 

En el equipo albiazul hizo su presentación el 11 de abril de 2009, en La Boutique de barrio Jardín, en la derrota 0-1 ante Libertad de Sunchales por el Argentino A. Andrés Rebottaro fue el DT que lo mandó a la cancha para jugar los últimos cinco minutos del partido y entre sus compañeros estaba Julio Buffarini, el actual marcador lateral de Boca Juniors. Fue debut y despedida. Las lesiones complicaron su estadía en la “T” y los caminos del fútbol lo terminaron llevando al Viejo Mundo. Giacomense y Taurianovese fueron los dos clubes que lo acogieron en sus comienzos en el sur italiano.

Secondi acaba de colgar los botines aunque entiende que “podría haber jugado una o dos temporadas más”. Para él son tiempos de reconversión. “Hace dos años me empecé a encargar de la administración de una agencia de representación de futbolistas y decidí dejar de jugar por una cuestión de tiempo y de ética. Las dos actividades no eran compatibles”, explica. 

Transición en pandemia

“El coronavirus también aceleró mi retiro, fue la excusa final para empezar a dedicarme de lleno a la agencia”, asegura “Leo”. “El parate modificó mi rutina. Me liquidó mentalmente y físicamente, y me sacó las últimas energías que tenía para estar adentro de una cancha”, refiere. “En Calabria afortunadamente la situación no fue tan grave como en el norte de Italia, aunque tuvimos un brote grande, con seis mil casos en 35 días”, apunta. 

“Para mí es imposible cortar una relación de toda la vida con la pelota y de esta forma la prolongo”, señala el cordobés de barrio Villa Belgrano sobre su nueva actividad. “Mi idea es trabajar con una visión distinta a la del típico representante, que sólo piensa en el negocio y arruina los valores del fútbol. Todos queremos ganar dinero, pero el asunto es el cómo lo hacemos”, enfatiza. 

Panda Sports, la empresa donde trabaja Secondi, es propiedad del italiano Rafaelle Pandalone, tiene su sede en la ciudad española de Marbella y cuenta en su staff de colaboradores con varios conocidos del fútbol argentino: Martín Rolle, Ricardo Chavarri y el cordobés Juan Cobo. 

Articulos relacionados

Leave a Comment