The Frame: probamos el televisor de Samsung que parece un cuadroTecnología 

The Frame: probamos el televisor de Samsung que parece un cuadro


Cuando está colgado como un cuadro, The Frame tiene un único cable que sale de la pantalla y que va a la base; en ésta se conectan los dispositivos

Luego de verlo en la feria CES de Las Vegas y en otros seminarios organizados por Samsung, pudimos probar

The Frame, un televisor

que rompe el molde con una propuesta fresca en un segmento en donde los productos, más allá de las resoluciones y tamaños de pantallas lucen casi inalterable desde hace algunos años.

El televisor salió

a la venta en la Argentina hace algunas semanas

y lo estuvimos probando por 15 días; viene a renovar la oferta de televisores junto al

lanzamiento de pantallas 8K

que Samsung tiene en el país.

Desembalando el televisor

Hay que reconocerlo, para recibir

un televisor de 55″ (el The Frame lleva un panel QLED 4K)

para testear en casa hay que hacer algunos trabajos previos: despejar un lugar para montar el dispositivo y luego otro para alojarlo en donde pasará por todas las pruebas durante dos semanas.


The Frame viene con su propia montura para pared, o patas para apoyarlo en una superficie, además de un cable propietario que une la pantalla con la caja que tiene las demás conexiones y hace el procesamiento de las imágenes

La imponente caja debe ser manipulada por al menos dos personas. La misma incluye, en diferentes compartimentos, los accesorios que necesitaremos para montar la TV. Lo ideal en estos casos es acostar pantalla abajo y sobre una mesa (previamente recomendamos colocar un gran paño para no rayar el display) el televisor para observar cómo hacer el montaje. En el caso del The Frame tenemos tres opciones: colgarlo de la pared como si fuera un cuadro (la característica que le da nombre, y con la que mejor se luce) para lo cual incluye un soporte especial llamado

No Gap Wall-Mount,

que pega el televisor a la pared sin dejar separaciones. Esto implica, no obstante, agujerear la pared para amurar el soporte. Pero más allá de eso, el ensamblado toma apenas diez minutos.

La alternativa más tradicional es colocarle las patas de aluminio negro en las extremidades y utilizarlo en una mesa convencional de TV; claro que está debe ser fuerte dado que el The Frame es bastante pesado (

28 kilogramos

). Aquí no se diferenciará mucho de otras teles. Por ultimo, el televisor se puede montar en un caballete de madera (así es como lo vi en muchos de los eventos) lo cual le da un increíble look artístico. Lamentablemente esta última opción no está disponible en la Argentina.

El The Frame es amigo de los espacios grandes. Se lucirá como una obra de arte si lo colgamos a una pared en un living de grandes dimensiones o, por qué no, en una sala de estar rodeada de sillones y alguna estufa a leña.

Una segunda caja que recibimos vino con

los marcos que le dan el estilo cuadro al The Frame.

Los que vinieron fueron de color beige símil madera y se adhieren fácilmente dado que son magnéticos. Consultamos en Samsung sobre la disponibilidad de otros colores de marcos y nos aseguraron que vienen solo en beige y marrón.


Algunos de los marcos que permiten cambiar el colore y el aspecto del The Frame, útil cuando está colgado como un cuadro

Un solo cable para todo

De nada serviría lookear una pared con el The Frame para que, por debajo, cuelguen cables como lianas que rompan la la estética de la propuesta. Para que esto no pase, el televisor cuenta con lo que es quizás su innovación más importante: un cable único, casi invisible, de 5 metros de longitud, que es lo único que sale del dispositivo. El mismo va conectado al One Connect, que es una caja (pesada y de buen porte) que contiene la placa y la totalidad de las conexiones del televisor. El One Connect incluye 3 puertos USB, HDMI X 4, 1 salida de audio óptica, 1 componente In (Y/Pb/Pr), 1 Compuesto In de audio y video y una ficha RJ45.

Por su parte, el cable invisible tiene la capacidad de transmitirle energía y datos al televisor, siendo un cable más que versátil y que es parte del esfuerzo de hacer ver al televisor como un cuadro de pared. .

Primeras pruebas

El The Frame tiene el mismo entorno operativo (basado en Tizen) que los últimos modelos de alta gama de Samsung. Tiene muchos asistentes que nos permitirá configurar todo en pocos segundos: la conexión a Internet, ya sea inalámbrica o cableada, y la posibilidad de adaptar ciertas características al gusto del usuario.


En la parte trasera del televisor sólo está el conector propietario, con el cable que le lleva energía y datos a la pantalla

Lo primero que desactivé fue la opción

auto motion plus

que se encuentra en la

Configuración experta

en el apartado

Imagen

: viene por defecto en casi todos los televisores de alta gama y que aumenta la cantidad de fotogramas por segundo haciendo que una película luzca como una novela de la tarde. Realmente me resulta muy molesto (de hecho reconocidos directores se han quejado por este modo), pero va en gustos.

En el dock inferior de la pantalla tenemos todas las apps que necesitamos para sumar entretenimiento en el hogar: Netflix, YouTube, Amazon Prime, entre otras.

También desde allí podemos sincronizar nuestro móvil (lo probamos con un Galaxy S20+ y fue muy simple) para poder compartir pantalla o simplemente controlar la TV desde el smartphone utilizando al celular como control remoto. Para esto simplemente deberemos agregar el televisor al ecosistema de IA de Samsung desde la app SmartThings. Funciona con otras marcas también.

Otra característica que puede configurarse es compartir la galería (incluso el icono es el mismo que veremos en los teléfonos Samsung) para acceder rápidamente a las fotos y videos capturadas con el móvil en la pantalla grande.

Otra opción es duplicar la pantalla de la notebook para, por ejemplo, disfrutar de un juego en el panel de 55″. Desde dicha opción también se puede conectar teclado y mouse al televisor, ¿para que?, porque podremos acceder a nuestra cuenta de Microsoft 365 y desde allí editar documentos directamente desde The Frame, sin depender de otra computadora..

Modo arte

La función central en el The Frame es la opción Art, accesible desde el dock o mediante un botón físico en el control remoto. Está opción permite elegir y proyectar diferentes obras de arte que se adapten al entorno, y aprovechar la excelente calidad de la pantalla.


El televisor está diseñado para mostrar cuadros famosos cuando no se está usando

The Frame fue pensado para estar siempre encendido, ya sea engalanando un ambiente como un cuadro o, cuando se lo requiere, activando la función TV; así que usarlo para mostrar en forma permanente un cuadro no dañará el panel.

Además, el televisor cuenta con un sistema de inteligencia artificial que detecta la presencia de personas alrededor del televisor para encender la pantalla y mostrar las obras, o apagarla para ahorrar energía (de noche, por ejemplo). Este es un aspecto que puede configurarse.

Podemos elegir la que más nos guste entre las que Samsung incluye en las diferentes categorías. Son gratis, pero Samsung también ofrece una suscripción premium desde donde podemos descargar mas obras de diferentes artistas plásticos.

Una recomendación: una vez elegida la obra que se va a proyectar, es útil elegir el efecto mate que reduce el brillo a la imagen, pareciéndose aun más a un lienzo real.

Integración

Algo destacado del The Frame es que puede integrarse al ecosistema SmartThings de Samsung. Para esto solo hace falta instalar la app en el teléfono y desde allí podremos buscar y controlar el televisor desde el smartphone.

Otra opción que probamos es conectar diferentes cosas a los puertos HDMI. Primero probamos con una Playstation 4 Pro y luego con una Xbox One X. En ambas opciones e invirtiendo algo de tiempo, pudimos configurar el control remoto del The Frame para controlar todo con el mismo dispositivo sin problemas y con la mayoría de las funciones.

A favor y en contra

El The Frame es uno de los lanzamientos más importantes del año en el país en materia de televisores.

Dentro de sus características positivas se destaca su diseño símil cuadro, la inclusión de un único cable invisible y la practicidad para acceder a los puertos de conexión a través del One Connector sin ejercer contorsiones con el cuerpo.

También se destaca el moderno sistema operativo que hace juego con el televisor y el versátil control remoto que, además, incluye un micrófono para dar instrucciones usando Bixby, el asistente digital de Samsung.

Del otro lado de la balanza encontramos algunas cosas mejorables. Lo mas importante sin dudas es que incluye 3 puertos USB 2.0 y no 3.0; esto hace que la transferencia de datos en 4K mediante un dispositivo externo pueda sufrir micro cortes y más lenta de lo posible

Otro aspecto que pasa desapercibido cuando el televisor está colgado, pero no cuando está sobre una mesa o estante: es bastante grueso, tiene una profundidad de 4,3 cm lo que lo hace imponente al verlo montado de esta forma.

El

The Frame ya está disponible en Argentina a un valor de $189.999

, con la posibilidad de pagarlo en 12 cuotas sin interés si se adquiere en la tienda online de Samsung.

ADEMÁS

Articulos relacionados

Leave a Comment