Pese al reclamo de YPF, el Gobierno demora el aumento de los combustiblesEconomía 

Pese al reclamo de YPF, el Gobierno demora el aumento de los combustibles

YPF postergará el aumento de combustibles previsto para este fin de semana. Los conflictos sobre el costo político a pagar por esta decisión llevaron a la petrolera a esperar unos días más. En la compañía creyeron que el dato de la pérdida “récord” -de $ 83.000 millones en el último balance- podía ayudar a que haya luz verde oficial para la decisión.

En el Gobierno dicen que “se está estudiando la situación”. “Estamos analizando el impacto de potenciales ajustes de precios sobre la ya deteriorada venta de combustibles, pero también en un sentido más amplio, por las ramificaciones de nuestras decisiones en la economía en su conjunto”, explicaron ejecutivos de la empresa ante inversores. El último aumento de combustibles fue en diciembre de 2019. Desde entonces, la inflación acumulada supera el 15%

Ningún entendedor de la dinámica petrolera niega la necesidad del aumento y lo consideran “inevitable”. Pero el Gobierno aún no encuentra la manera de procesar el costo político de esa decisión. “No puede ser que el litro de nafta sea más barato que un sachet de leche”, grafican. La Casa Rosada, los ministerios (Economía y Desarrollo Productivo) están a favor del aumento, al igual que las distintas líneas que conviven en YPF.

Desde la Casa Rosada salieron a frenar la posibilidad de que el aumento se haga en estos días. En la coalición oficial hay pase de facturas por el costo político a pagar cuando se anuncie este incremento, tal como contó Clarín en su edición del domingo.

Una de las personas que participa de las definiciones energéticas caracterizó la situación de esta manera. “Se instaló la idea que Cristina (Fernández de Kircher, la vicepresidente) avaló el aumento. Y eso no puede pasar. Nunca Cristina puede ser vista como alguien que sostiene un incremento de precios”, detalló un funcionario, sobre la dinámica interna de la coalición gobernante.

Guillermo Nielsen, presidente de YPF, salió en la radio a pedir un aumento en el precio de los combustibles. En esa participación tallaron sectores del kirchnerismo dentro de YPF. De los que se supone que no hacen nada sin preguntarle a su jefa política.

En su explicación ante los inversores, los ejecutivos de YPF admitieron que la mayor parte de sus pérdidas proviene de los problemas en las ventas de combustibles. “Nuestra caída en ventas de combustibles fue mayor al promedio, mayormente por menores volúmenes. La venta de combustibles representó un 60% de nuestros ingresos en el segundo trimestre de 2019 y ahora es un 52%”, puntualizaron.

La utilidad del negocio del refino disminuyó un 90%. Eran US$ 31 millones en el mismo período del año anterior y en este trimestre alcanzó los US$ 3 millones.

Preguntados sobre sus margen de refinación, que se hundió como nunca en el último trimestre, los ejecutivos de YPF expresaron que “está relacionado con la posibilidad de ajustar los precios en el surtidor en el futuro. Necesitamos mantener los márgenes de refinación a niveles saludables, no sólo para una compañía integrada como nosotros, sino también para la salud del mercado en general”.

“Esperamos que estos desajustes que estamos viendo en estos días en el mercado vayan aclarándose y que los márgenes se vuelvan a normalizar en el futuro inmediato”, expresaron.

“El congelamiento del valor de los combustibles ya se había dispuesto en el gobierno anterior, con un par de retoques, pero evidentemente es un retraso muy significativo. YPF es un gran productor de petróleo y su segmento de naftas es muy importante. La compañía se financia con la venta de combustibles”, explicó Guillermo Nielsen el miércoles de la semana pasada.

“En años anteriores ha ocurrido que tuvimos que importar petróleo y gas, entonces es una frazada corta y difícil de optimizar. Necesitamos ante todo que haya nafta. Hay algo peor que la nafta cara y es que no haya nafta. Por eso les digo que es un delicado equilibrio el que trata de hacer el Gobierno Nacional y desde el sector estamos ayudando, pero se necesitan inversiones muy fuertes para abastecer el mercado interno de gas y de petróleo (…)”, pintó el presidente de YPF en declaraciones radiales.

Los precios internos de combustibles “se encuentran considerablemente retrasados”, según el consultor Daniel Gerold. “Realizando cálculos de costos de importación de gas Oil y de naftas, estimamos que los precios internos se encuentran un 14,1% por debajo del precio de importación en gas oil, y un 15.3% retrasados en la nafta súper”, describe.

Mirá también

Mirá también

GB

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment