Pese a la pax cambiaria, sigue la merma de reservasPolítica 

Pese a la pax cambiaria, sigue la merma de reservas

Corrección. El mercado mantiene el escenario de corrección del dólar oficial. Pesce, titular del Central, busca avanzar con el FMI. Foto: cedoc

Pese a una mayor estabilidad cambiaria, el drenaje de reservas internacionales del Banco Central no se detuvo, y esta semana se registró el nivel más bajo en casi cuatro años, desde el fines de diciembre de 2016.

El stock se ubicó ayer en US$ 38.946 millones, lo que implica una caída de US$ 910 millones durante noviembre, y una sangría de US$ 3.549 millones desde el endurecimiento del cepo a mediados de septiembre.

Sin embargo, la entidad monetaria validó un deslizamiento gradual de la divisa oficial, y para abastecer la demanda, en la semana vendió unos US$ 149 millones, según estimaciones del mercado.

Así la intervención del BCRA en el mercado cambiario en lo que va de noviembre arroja un saldo negativo en torno a US$ 234 millones.

Martín Guzmán: “Con el FMI avanzamos en lineamientos que reemplazan el fallido programa anterior”

En este clima, el dólar blue cerró ayer a $ 161, una baja semanal de $ 11, con lo cual la brecha cambiaria quedó en 100,37% respecto a la divisa mayorista que ayer finalizó a $ 80,35, un alza en la semana de 60 centavos. El billete verde minorista para la venta se ubicó en promedio en $ 85,90, o sea un incremento de 64 centavos en la semana, y el dólar ahorro quedó en $141,73.

En cambio, la cotización de los dólares financieros rebotó. El CCL terminó ayer en $ 149,86, con un aumento semanal de 2,3%, por lo que la brecha cambiaria alcanza a 86,5%, mientras que el Mep o Bolsa trepó 4,17% hasta $ 147,17 y un margen con el mayorista de 83,2%.

Bajo la lupa. “Mi impresión es que la brecha cambiaria está en la mira del FMI”, comentó a Perfil un economista que se reunió en la semana con la misión técnica del FMI que estuvo en el país y ayer regresó a Washington.

En sintonía, otra fuente que mantiene diálogo con funcionarios del Fondo, señaló que “les preocupa un poco la brecha”, y opinó en base a lo que habla con ellos que “creo que les gustaría que haya un ajuste del tipo de cambio de 20%”.

El FMI anunció ‘buenos avances’ pero advirtió que se necesita calibrar políticas

Por su parte, Juan Nápoli, presidente del Banco de Valores, señaló a Perfil que “sigue habiendo brecha muy alta con reservas bajas, un escenario posible es corrección del dólar oficial o que se acelere un poco la inflación”.

Un análisis de Consultatio Plus planteó que “acumular reservas con un brecha de 80% es una quemera”.

“Con reservas netas en torno a los US$4.400 millones el puente que se busca tender a marzo, cuando empezarían a entrar los dólares de la cosecha gruesa, todavía no está asegurado”

Fernando Baer, de Quantum Finanzas, acordó que ese puente no está garantizado, y advirtió que “brecha alta y reservas bajas es un combo explosivo”.

El FMI regresa a Estados Unidos, con la brecha cambiaria y las reservas en la mira

“Mientras tengas la brecha en estos niveles las reservas van a seguir cayendo, están todos los incentivos puestos para el que pueda tener dólares oficiales lo va a tratar de hacer y el que pueda evitar liquidar al tipo de cambio oficial lo va a seguir haciendo”. Según su visión, la única forma de bajar la brecha es “en algún momento corregir el tipo de cambio”.

Para Baer, el rebote esta semana de las divisas financieras “está relacionado a las señales más políticas que económicas, dan dos pasos para adelante en el armado macro, y uno para atrás con la cuestión del impuesto a la riqueza, la carta de los senadores al FMI, la contramarcha con los aumentos de tarifas que iban a ser en diciembre y se pasan a marzo, genera un clima raro, es como que está todo atado con alambre y eso se refleja en cotizaciones de tipo de cambio”.

El analista Gustavo Ber también remarcó que “las divisas financieras se están reacomodando al alza aún cuando la dinámica estaría siendo amortiguada por intervenciones oficiales” y consideró que “los avances con el FMI para consensuar una hoja de ruta económica resultan cruciales para aportar señales fiscales y monetarias que logren transmitir calma a los agentes económicos, y así frenarse el drenaje de reservas”.

Articulos relacionados

Leave a Comment