0%
Posted inSociedad

Eclipse solar: Así se vivió el fenómeno astronómico desde la Patagonia

Eclipse solar: Así se vivió el fenómeno astronómico desde la Patagonia

El momento más esperado en las localidades del sur de la Argentina es entre las 13.05 y las 13.21, cuando se inicia el eclipse total de Sol Fuente: AFP

Llegó el gran día y la hora señalada para uno de los eventos naturales más impactantes que pueden admirarse desde nuestro planeta, y miles de personas se acercaron a la estrecha franja de territorio desde la que es posible observar cómo, por apenas dos minutos, la Luna cubre todo el disco solar. De oeste a este, el eclipse total de Sol comenzó a las 11.43 en Junín de los Andes, a las 11.45 en Piedra del Águila, a las 11.50 en Ramos Mexía, a las 11.52 en Valcheta, a las 11.54 en Las Grutas y a las 11.57 en Bahía Creek y Viedma. De todos modos, el momento más esperado en esas localidades fue entre las 13.05 y las 13.21, cuando se inició el eclipse total de Sol.

La observación tuvo varios condimentos: en la costa atlántica, en lugares como San Antonio Este, Las Grutas, Bahía Creek y el balneario El Cóndor, entre otros, turistas y locales tuvieron que convivir con lluvia y bastante nubosidad en los minutos previos al eclipse total. En tanto, en Valcheta y en la zona de Piedra del Águila el viento marcó el pulso del evento, aunque allí la visibilidad fue mejor. La temperatura bajó abruptamente a medida que se completó el eclipse.

Personas de todo el país palpitaron la previa y hubo gritos y aplausos en cada uno de los puntos donde se vivió el fenómeno. Acostados boca arriba en el suelo o en reposeras, y con sus anteojos especiales o a través de telescopios con filtros, profesionales y amateurs disfrutaron del eclipse total desde la franja de totalidad y en distintos puntos de observación. Pudieron ver las estrellas y distintos planetas en el firmamento en pleno día. Un momento único e inolvidable.


En Piedra del Águila, se tomaron los recaudos necesarios para observar el eclipse de forma segura Fuente: AP – Crédito: Natacha Pisaenko

Y quienes no contaban con instrumentos adecuados advirtieron los indicios, como la disminución de temperatura y la sensación de oscuridad en pleno día. Sin embargo, al alzar la vista sin protección, el Sol seguía brillando como todos los días. El fenómeno logró incluso burlar a las fotocélulas del alumbrado público y de muchas luces hogareñas.

“Mucha gente reservó su estadía con dos años de anticipación, porque son turistas aficionados y muy fanáticos de esta actividad, que llegaron desde Estados Unidos, Alemania, España y Hungría”, contó la ministra de Turismo, Cultura y Deportes, Martha Vélez, que estuvo observando el eclipse en el balneario El Cóndor.

La cuenta regresiva había comenzado hace meses en todo el mundo y en la Argentina, especialmente en Neuquén y Río Negro, las provincias por las que pasa la franja de totalidad del eclipse. Charlas, actividades educativas, promociones para obtener los lentes para ver eclipses y tutoriales sobre cómo construir una cámara oscura mantuvieron durante los últimos meses la expectativa a flor de piel.


Varias personas se acercaron a Piedra del Águila, en Río Negro, para ver el eclipse Fuente: AP – Crédito: Natacha Pisaenko

El evento también despertó la curiosidad de 180 turistas extranjeros que pidieron autorización para ingresar a Río Negro. A través de una “experiencia burbuja” que contempla un protocolo sanitario específico, los turistas (que ya tenían reservas emitidas por agencias integrantes de la Federación Argentina de Asociaciones de empresas de viajes y turismo) se alojaron este fin de semana en Bariloche y fueron trasladados hoy en excursión a Piedra del Águila y Ramos Mexía para observar el eclipse.

Diversos operadores turísticos, como Esencia, Patagonia Glamping Co. y Frasson Travel, ofrecían la posibilidad de hacer “glamping” en algunos de los lugares por donde pasa la totalidad del eclipse o de disfrutar de una experiencia personalizada por el día.

Entre los extranjeros que no quisieron perderse el fenómeno está el catalán Miquel Dels Sants Torrent, que llegó junto a su mujer, Ángela Arumi Plana, y otra pareja exclusivamente para ver el eclipse: “Pertenecemos a varias asociaciones amateurs de Barcelona (la Agrupació Astronòmica de Sabadell y la Agrupació Astronòmica d’Osona) y seguimos desde hace años los diferentes eclipses por todo el mundo. El último fue en Chile el año pasado y, ya desde entonces, estábamos decididos a venir a ver este en la Argentina. Pero, por la pandemia, de un grupo de más de 30 personas, hemos quedado nosotros cuatro”, cuenta.

Visitantes

Las dos parejas de aficionados, de entre 60 y 80 años, llegaron a Buenos Aires el viernes a la mañana y volaron el sábado a Bariloche. Hoy, a las 6 a.m., partieron hacia la estancia La Fortaleza de Santo Tomás, cerca de Piedra del Águila, donde participaron de una charla con astrónomos y luego se dispusieron a realizar sus propias mediciones de humedad, temperatura y presión para ir compartiendo la información previa al eclipse con quienes no pudieron viajar.

“Somos aficionados a la astronomía y especialmente a los eclipses solares. Desde el 2002, cuando vimos el primer eclipse en Australia, siempre que podemos, viajamos al lugar del mundo donde se ve mejor un eclipse total de Sol. Estas expediciones normalmente están integradas por entre 30 y 40 personas aunque este año es particular. Con mi esposo, Josef Singla, ya hemos visto 9 eclipses totales, uno anular y uno de los que se denominan híbridos, en África. Cuando has visto uno, ya no puedes parar. Por eso, nos suelen llamar cazadores de eclipses”, agrega Rosa Camprubi.


Eclipse Fuente: AFP

Emiliano Carrascal, el guía de Viajes Cynsa que acompaña a los cuatro catalanes, dice que los admira por haberse animado a venir en este contexto: “Trajeron todo su equipamiento y yo también estoy aprendiendo mucho de ellos”.

Además de los extranjeros que habían decidido su viaje hace meses, muchos argentinos atraídos por las noticias sobre el eclipse aprovecharon que la provincia de Río Negro reabrió a principios de diciembre las puertas al turismo y se acercaron hoy a las localidades de la costa atlántica. De hecho, desde el Observatorio de Turismo del Ministerio de Turismo, Cultura y Deporte de Río Negro informaron que más de 10.000 personas llegaron a diferentes ciudades de la provincia para vivir el fenómeno.

“El balneario El Cóndor, Bahía Creek y Valcheta tienen un 100% de reservas, mientras que Las Grutas tiene un 72% de reservas en hotelería. Los lugares cercanos al cono de sombra tienen entre un 50% y un 70% de reservas”, indicaron. Muchos se movilizaron por el día y muchas familias aprovecharon el evento para tomarse unas mini vacaciones.


Un Papá Noel observa el eclipse desde Bariloche Fuente: Reuters – Crédito: Carlos Barría

A su vez, en las localidades de El Cóndor, San Antonio Este, Valcheta, Ramos Mexía, Los Menucos y El Caín, los turistas podrán disfrutar del proyecto Ruta de Murales en Eclipse, una serie de intervenciones urbanas realizadas por seis artistas rionegrinos -Chelo Candia, Carolina Farías, Vanesa Rossetti, Denis Marín, Matías Mugueta y Lucía Mingarro-, en las que representaron las diferentes etapas del fenómeno astronómico.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.


Deja un comentario