0%
Posted inEconomía

En noviembre, el consumo cayó 4,3% aún con una ligera mejora en los supermercados

En noviembre, el consumo cayó 4,3% aún con una ligera mejora en los supermercados

Aún con consumidores un poco más proclives a hacer compras en las grandes superficies, el consumo masivo registró una nueva caída en noviembre. Según la consultora Scentia, la baja promedió el 4,3% en todo el mercado -con comparación con un año atrás-  y fue más profunda en los autoservicios y comercios de cercanía (-6,7%) que en las grandes cadenas de supermercados, donde la merma promedió el 1,5%.

“El gran problema de las cadenas en los últimos meses fue la restricción en el ingreso de los compradores pero el mes pasado, con mayor afluencia de consumidores que mantuvieron un nivel de compra relativamente alto sumado a las acciones promocionales que se hicieron para las ventas online, la performance fue mejor que en los meses anteriores”, dice Osvaldo del Rio, analista de la consultora.

“Además, la base de comparación con respecto al año pasado (cuando los súper promediaron una caída del 5,1%) ayudó a que este noviembre no cayeran tanto, explicó el analista.

Para la consultora Nielsen, lejos de caer, los supermercados aumentaron sus ventas en ese lapso (13,8%) gracias al impacto del Cibermonday y el Black Friday, las acciones de descuentos que -según esta medición- impulsaron el negocio.

Evolución de las categorías de consumo masivo, según Scentia.

“Esas acciones masivas impactaron fuerte en las cadenas. Mucha gente decidió aprovechar los descuentos frente a la incertidumbre sobre qué va a pasar con la inflación y con los salarios. Sin embargo, ese crecimiento no es genuino, es probable que no sea sostenible en el tiempo”, aclara Maximiliano Doff, director de Analytics de Nielsen South Zone.

De acuerdo con la información de Scentia, nuevamente continuó, en noviembre, la tendencia positiva en las ventas de productos de limpieza de ropa y hogar en ambos canales, con una suba promedio del 5,8%.

En los autoservicios, este tipo de mercaderia aumentó su volumen de ventas 2,9% y en los supermercados, 9,4%. Como novedad, en las grandes superficies, se registró una variación positiva del 0,6% en la categoría de “desayuno y merienda”, Pero el resto de las canastas resultaron negativas. Las caídas más pronunciadas se detectaron en las bebidas. Aquellas con alcohol cayeron 7,5% y las sin alcohol se desplomaron 10% en promedio.

Fuentes del mercado ratificaron la tendencia en los niveles de caída de los volúmenes vendidos que oscilan entre el 2% y el 4%, estimaron. “Lo único que crece son los productos de limpieza, se están destrozando las bebidas y también hay caídas de volúmenes en alimentos básicos como la polenta y el arroz”, confió la misma fuente.

Por otra parte, las ventas en los supermercados cayeron más en la zona del AMBA mientras que los autoservicios acusaron caídas más importantes en el Interior del país. Todo esto en un contexto de desaceleración en el nivel de precios, En noviembre, la suba interanual de la inflación en las góndolas sumó 38,4% mientras que en octubre había llegado al 39,3%, según los registros de Scentia.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA


Deja un comentario